Archivo del sitio

#Mis10de Extrechinato y Tú

 

Me entero de la noticia de la muerte de Luis Eduardo Aute cuando preparaba esta entrada. Como he tuiteado, tuve la suerte de verle en directo en 2009 y fueron tres horas maravillosas. Me queda la espina de no haberle dedicado #Mis10de en vida, pero no aprovecharé el oportunismo para hacerlo hoy. Llegarán otro sábado cualquiera. Pero qué mejor manera que acordarnos de él con más poesía. Poesía Básica, de Extrechinato y Tú, es la concreción en un disco de la relación que, más allá de lo profesional, han mantenido Fito y Robe, acentuada a finales de la década de los noventa y casi nula a día de hoy. El argumento, poner música a poemas de Manolo Chinato, uno de los poetas ‘ocultos’ con los que a Robe le ha gustado relacionarse siempre. El disco se graba entre 1997 y 2001, un periodo crucial por distintos motivos para las dos bandas, Extremoduro y Platero y Tú, como al final se reflejó en sus propios discos. En 1996, Extremoduro y Platero y Tú realizan una gira conjunta que, para la banda de Robe derivaría en el directo ‘Iros Todos A Tomar Por Culo’. A raíz de esa gira Robe engancha a Fito para crear un disco ‘tributo’ a Manolo Chinato, con Uoho, en aquel momento ya integrado en ambas bandas, como compositor por igual y arreglista. Del resto de músicos participará Jesús García ‘Maguila’ de Platero a la batería (compartida con los hermanos Cantera) y músicos de Fito y Fitipaldis… (Javi Alzola o el añorado Batiz). La trascendencia del álbum en el tiempo, más que las propias canciones (ya que no todas han envejecido al mismo nivel) es la apertura de sonidos y la libertad creativa que sienten Robe y Uoho y que son la clave de los años venideros de Extremoduro. Los toques orquestales que impregnan todo el disco con violines, violas, violonchelos, contrabajos, oboes, clarinetes, flautas, trompetas, fiscorno o trombones son el germen que ya aflora en el coetáneo (en el tiempo de grabación) ‘Canciones Prohibidas en ‘Salir’, ‘Golfa’ o ‘Autorretrato’ y que explotará finalmente en el conjunto de ‘La Ley Innata’ y ‘Material Defectuoso’ y su carrera en solitario. Hoy nos hacemos su #Mis10de con sus diez únicas canciones. Va por Aute. Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Rammstein

 

El pasado viernes saltó la información de que Till Lindemann había sido ingresado en la UCI por contagio de coronavirus. La banda, tardó un par de horas en desmentir la información asegurando que sí, que eran problemas de fiebre y respiratorios, pero que la prueba dio negativo. Los forzudos alemanes de Rammstein nos parecen cuarentones todavía, pero lo cierto es que el bueno de Till anda ya por los 57 años (el bajista es el más joven, 48). Poca broma si finalmente hubiese sido afectado por Covid-19. Le deseamos, sea por el motivo que sea, la más pronta de las recuperaciones y, para rendirle honores, reedito #Mis10de Rammstein con alguna que otra remodelación, ausencia y entrada. Es fácil decirlo con todos los grupos, pero aquí sí que fácilmente pueden haberse quedado otras 20 canciones merecedoras de estar en la lista. Mi devoción por Rammstein llegó en mi primer trimestre de carrera. Cayó en mis manos el Sehnsucht (segundo álbum) y hasta hoy. Tuve la fortuna de verlos en Bilbao y aquello fue cera de la buena, además de una buena colección de fuegos y efectos varios. Puro espectáculo que, por suerte, han registrado en numerosos DVD’s, que también es una gozada ponerse. Es cierto que con los años, dicen, les ha costado publicar nuevos discos porque han estado siempre de gira y sus conciertos exigen mucho ensayo (fuego, amigos), pero no les podemos reprochar nada. Han puesto el metal industrial y oscuro a unos niveles masivos nunca antes alcanzados. Rematando el fin de semana metalero de la crítica remember de Flitter del viernes y #Mis10de Ktulu, ayer, hoy va por ellos.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Ktulu

 

Creo que ya lo he comentado en alguna que otra crítica remember. Fue en torno a 1998 cuando el virus de la investigación constante entró definitivamente en mi cuerpo. En aquella época, por la conjunción de varios motivos, me hacía con discos de todo género dentro del rock en castellano. Es verdad que partiendo de lo más convencional, primero tendí a grupos festivos. Pronto descubrí también que el lado más duro, el contundente y agresivo musicalmente tendría un importante hueco. Conocí a Ktulu, como otros muchos, gracias a la banda sonora de El Día De La Bestia. Un día, en una tienda de discos que tenía sección de CD’s de segunda mano, me encontré de frente con esa portada desconcertante de la cabeza calavera y la musculada que era Confrontación. Los huesos de las manos mostrando el nombre desafiante de la banda. El rollo tecnológico bicolor me aventuró a llevármelo a casa. Cuando lo escuché mis oídos aprendieron sonidos y formas de vivir las canciones que aún hoy les sigo agradeciendo. Pasa por ser, no solo ya su mejor disco, sino uno de los más importantes del metal en castellano. Por eso mi cariño a la banda siempre fue grande y, aunque el tiempo les ha hecho ir perdiendo el impulso de entonces, el grupo sigue en pie preparando un documental, material futuro y una gira que, por motivos evidentes, se ha visto trastocada a la espera de acontecimientos. Tras la crítica remember de Flitter, ayer, y #Mis10de Rammstein de mañana (para apoyar al bueno de Till) me parecía que no había mejor opción. Caña. Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Placebo

 

No fui demasiado fan de ellos, más allá de reconocerles muchos temas pintones y bastante redondos. Intachables. Pero desde 2009 siempre asociaré a Placebo con la espantada que se pegaron en el MTV Night de Cartagena. Un evento gratuito que se montó en la ciudad murciana (aunque les pese) y que se retransmitía por televisión y toda la pompa que rodeaba los buenos tiempos en los que una cadena de música, sí, ponía música. Esa noche tocaban Second (desconozco si antes lo hizo alguien más, eran los estertores del botellón), Placebo y Amaral, que venía de publicar un año antes Gato Negro, Dragón Rojo y que, a la postre, fue mi principal motivación para ir, toda vez que no la veía desde la espectacular gira (y repertorio) de la gira de Pájaros En La Cabeza. El caso es que a la mitad del tercer tema, Brian Molko y los suyos, se fueron. Volvieron a los diez minutos. Se pasaron el cuarto y quinto tema sin parar de hacer gestos hasta que… se fueron para no volver. Curiosa experiencia de esas que hablan de los humos de las bandas internacionales cuando actúan en ‘plazas menores’. Sea como sea, la verdad objetiva es que su discografía da para un #Mis10de y aquí viene reeditado para este nuevo formato, siguiendo ‘la guasa’ coronavírica, del Daniel Higiénico del viernes, a la Seguridad Social del sábado… Hoy, efecto Placebo.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Seguridad Social

 

Antes de que llegara el rock de trinchera a mis oídos y, con ello, un progresivo aumento hacia sonidos más duros, sean metálicos o rítmicos, Seguridad Social representaba para mí, en mitad de los noventa y finales, el rock con descaro. Un rock acanallado pero con guiños de sentimiento. Muy mediterráneo y, por tanto, conectó muy fácil conmigo. Mis dos mejores amigos sentían lo mismo y aquel fabuloso directo doble, pero dividido en dos discos individuales (como el Human Touch – Lucky Town de Bruce Springsteen) me llegó por mi hermano. O sea, que al final tampoco parecía extraño que lo sintiera así. Y el caso es que, por más que pasen los años y las perspectivas, aquel directo y también sus canciones, siguen sonando diabólicamente potentes. Hay riffs y solos descomunales, pura actitud heredada de los inicios punk-ska del grupo, que poco a poco fue haciendo más latino su sonido, haciendo una rumba rock que seguía siendo igual de pintona. Un equilibrio perfecto, el pulso justo de una banda que suena bien, de un público que jalea a lo grande y de un repertorio abrumador. Por si fuera poco, además tienen una amplísima y digna colección de versiones. Grandes, Casañ y los suyos. En unos tiempos de sanidad coronavírica… Seguridad Social.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Alanis Morissette

 

Tras la crítica remember del viernes a Luz Casal y los #Mis10de ayer, dedicados a Amparanoia, cerramos el fin de semana conmemorativo del Día Internacional de la Mujer dedicando el día foráneo a lo más granado del cancionero de la artista canadiense Alanis Morissette. Y no, reconozcamos que no habrá demasiadas sorpresas (si acaso, en el orden) y la mayoría de este selección correrá a cargo del fabuloso Jagged Little Pill lanzado en 1995. Un cuarto de siglo cumple un álbum que destrozó cualquier tipo de barrera estilística y comercial y que despachó 31 millones de copias por todo el mundo. Por aquellos años, mis reproductores andaban muy heterogéneos entre la música dance de la época, el pop español que escuchaba en casa, Springsteen, el flamenco, cantautores… Y como una flecha, recuerdo colarse el disco de una histriónica mezzosoprano de agudos imposibles y de intensidad abrumadora. Recuerdo que fui a comprarme el disco y conseguí hacerme con una edición que incluía la traducción de las letras. Con un pelotazo como aquel, convertido el segundo disco de una mujer solista más vendido de todos los tiempos, era complicado siquiera igualar el nivel y los registros, si bien tampoco podemos desechar todo lo hecho a posteriori. Discos quizá menos universales, pero con una evolución lógica e interesante. Salud y feliz día.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Amparanoia

 

Sin proclamas vacuas ni sectarismos polemistas, en RockSesión nos sumamos a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer un año más. Lo hacemos con contenidos. Ayer compartía la crítica remember del quinto disco de estudio de Luz Casal, quizá la artista que ha sufrido aquello del ‘techo de cristal’ en el mundo del rock. Hoy, día para un grupo nacional, la elegida es Amparo Sánchez, alma de Amparanoia. Que por cierto, ayer tuvo lanzamiento. Después de tres años de intensa gira internacional como Amparanoia, dos años al frente de Mamita Records y una carrera reconocida como productora, Amparo Sánchez reactiva su faceta en solitario produciendo y publicando Hermanas, un álbum junto a la poeta brasileña Maria Rezende, editado en noviembre de 2019, y coincidiendo con la tercera edición de su autobiografía La Niña y el Lobo, el 6 de marzo publicará la BSO La Niña y El Lobo Vol.1. Aquí retomamos y remozamos un poco el #Mis10de hecho hace unos años en twitter. Buenas vibraciones y ganas de que la sonrisa no abandone los rostros aunque vengan mal dadas. Sus ritmos cálidos, a veces cercanos al son, otras a la rumba, otras al ska o la patchanga lo hacen posible. Feliz día. (FOTO: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión)

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Neil Young

 

No hay normas escritas en este casa pero sí que a veces nos da por emparentar con cierto sentido las propuestas de #Mis10de para el fin de semana. Para un día ‘excepcional’ como es el 29 de febrero, elegimos reeditar la selección de Antonio Vega. ¿A quién colocarle de vecino? Pues a un artista que a buen seguro admiraría y al que nosotros, como público, le hubiésemos deseado su misma longevidad artística y vital. Neil Young es un animal musical inconmensurable. Quizá poco apreciado en estos lares, como le ocurría otra gente como Tom Petty, por ejemplo. Country, rock, americana, canción de autor, blues, folk, garaje… No hay límites en la gigantesca discografía del autor canadiense. Lo era con Buffalo Springfield, firmo discos históricos junto a Crosby, Stills y Nash y ha despachado casi medio centenar de trabajos en solitario. Claro, afrontar un #Mis10de así es complicado. No conozco sus 50 discos con la misma profundidad, así que sirvan de guía (si es que solo te suena su nombre) para adentrarse en un autor mágico. Una vitalista y enérgica manera de abrir el mes de marzo y poner luz a un domingo. Un tipo, además, que no se ha escondido en toda su carrera en su compromiso ético con la sociedad, siendo un referente de la protesta y las movilizaciones por buenas causas, como defender a comunidades nativas o emprender campañas contra los transgénicos de Monsanto. Genio y figura.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Antonio Vega

 

El 29 de febrero es por su propia naturaleza, uno de los días más especiales que puede arrojar el calendario. Tal es así, que aparece una vez cada bisiesto, para desespere de quienes no llegan a fin de mes y para regocijo de quienes se lo toman como un ‘bonus track’ que les ofrece la vida cada cuatro años. Así, el devenir de los años ha querido que en 2020 caiga en sábado, el día de los #Mis10de de carácter nacional. Demonios, para un día tan carismático e ‘irrepetible’, había que buscar un nombre propio también irrepetible para traerlo a este nuevo formato de la sección. Dándole vueltas a la lista, no necesite bajar demasiado por la relación de más de 400 nombres para llegar y decidir que iba a ser Antonio Vega. El tercero de seis hermanos vivió a la sombra de su figura cada vez más encorvada y demacrada, consumida por la dependencia a las drogas y por un galopante cáncer de pulmón. La genialidad de su capacidad compositiva tuvo siempre un reverso muy tenebroso, hasta el punto de que era incómodo, casi grotesco, verlo mantenerse en el escenario. Una auténtica pena de quien lo tuvo todo desde el comienzo y no supo vivir con ello. Su coeficiente intelectual superdotado de poco le valió para afrontar otros problemas derivados del interior y se nos fue con apenas 51 años, perdiendo a uno de los mejores talentos de las últimas décadas.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Rory Gallagher

 

Hoy cumple 66 años quien pasa por ser el rockero que menos discusión o debate genera en nuestra escena. Tanto su carácter iniciador para mucha gente, como su particular forma de ser, alejado del mundanal ruido y de los focos. Rosendo Mercado cumple 66 años, más de uno ya de retiro voluntario, la jubilación que tanto tiempo venía ansiando tal y como señalaba en las entrevistas. Todavía está en ese proceso de ‘vigencia’ que también tuvo Miguel Ríos tras su retirada ‘definitiva’, pero seguro que pronto tendremos algún escarceo escénico. Tengamos fe. El caso es que como sus #Mis10de ya están hechos, ¿cómo podríamos felicitarlo en RockSesión si no es regalándole, en el día internacional de la sección, que a Rory Gallagher? Taste ya era una banda muy a tener en cuenta, pero es que su carrera en solitario marcó cátedra en el rhythm and blues, el blues regado con mucha, mucha, cerveza y rock. Con 47 años complicaciones en el hígado se lo llevaron por delante hace 25 años. Va nuestra recuperación de #Mis10de realizados en twitter en enero de 2013. Salud.

Lee el resto de esta entrada