Archivo del sitio

Tako – 30 Pasos

Tako 30 PasosComo un martillo pilón, como un metrónomo que no falta a su cita con el siguiente ciclo. La formación aragonesa Tako cumple 30 años en el rocanrol y lo celebran de la única forma que saben, trabajando, componiendo, ofreciendo una nueva entrega de su sonido que rezuma honestidad y calidad inconfundible e indiscutible. Tako, desde Ejea de los Caballeros, es uno de los ‘patitos feos’ de nuestro rock. Nadie quiere serlo, pero ellos han aprendido a vivir en el lado menos popular, pero más agradecido. Este 30 Pasos es su decimoséptimo trabajo discográfico… Ahí queda eso aunque los grandes festivales se empeñen en silenciarlos. Un reducto de buen gusto contra modas y cualquier tipo de corrupción en sus creencias. Mariano Gil “Rones” a la nostálgica y entera voz y guitarra, el inagotable Nacho Jiménez a los teclados, súper “Teto Viejo” (ahora también en Uróboros) en la batería, Fernando Mainer, posiblemente, uno de los mejores bajistas del país (en los últimos años también en Mägo de Oz) e Iñigo Zubizarreta, también en guitarra, componen el quinteto, que dan un paso más en su leyenda.

Lee el resto de esta entrada

Tako – Veneno (1996)

Tako VenenoLa primera canción que escuché de Tako, este grupo aragonés que lleva al pie del cañón desde 1984, es decir, que cumplen su trigésimo aniversario, se incluía en un disco recopilatorio llamado Resistencia, editado por AZ Records, por entonces su sello discográfico. Era ‘El Viejo Resina’, perteneciente a este Veneno. Aunque por entonces no profundicé más en ellos (también era complicado conseguir material suyo por las cosas de la distribución), aquella canción me entró a la primera. Fue un descubrimiento (mal) situado entre canciones de Guerrilla Urbana y Tribu X. Poco después se editó el primer volumen de ‘Las 100 de Tipo’, un cd quíntuple del que se hicieron tres ediciones. En esa compilación se incluía ‘Ayer, Hoy, Por Siempre’, (situada, ojo, entre Avalanch y Tierra Santa!) también de este Veneno, y entonces comprendí que Tako ya no dejaría de acompañarme nunca. Este es un pequeño homenaje a una de esas grandes bandas que no han sido tratadas con justicia.

Lee el resto de esta entrada