Archivo del sitio

Svuco – Kikarazu

Svuco KikazaruYa os hablé de la banda cuando salió a la calle Mizaru, la primera entrega. Los de Granada publicaron hace unos meses este Kikazaru (Pelazoh, 2016), el segundo EP de los tres que componen la trilogía de SanSaru. Con el stoner rock como influencia, continúan uniendo la tradición del género con el presente y otorgando a las letras un espacio que se mueve entre el surrealismo y el límite que marca el punto de inflexión de la muerte a la derrota. Para el segundo trabajo de Svuco, Saúl Gonzálvez, líder, guitarrista y letrista de la banda, ha seguido trabajando sobre los esquemas que tan buenos resultados le dieron en el primer EP. Además, como va a ser habitual en la trilogía ha contado con la colaboración de un buen número de músicos de muy distinta procedencia y estilo como Manuel Collados (Eskorzo), Ralph Zuazua (Funkdacion), la banda de Glam Punk Zutaten, Manuel Manso (Love Mary) y López (Santa Marta Golden) entre otros. (Astilla MC, Carmencita Calavera e Ismael de la Torre de Fausto Taranto en el anterior).

Lee el resto de esta entrada

Svuco – Mizaru

Svuco MizaruDesde Granada, Saúl Gonzálvez lidera este interesante proyecto que nace con una concepción de libertad compositiva un tanto particular y mucha simbología asociada que va desde los tres monos sabios, el orientalismo de la músico, el logo semi-industrial, el título de la banda (proveniente del diccionario Nadsat de ‘La Naranja Mecánica’) y otros guiños mayestáticos a deidades vivas o muertas, también a mundos vivos o muertos. El grupo se completa con dos bajistas (Manuel Manso y David Rodríguez) y dos baterías (Roberto Cano y Juanra Ruiz) –los dos primeros parecen los dos titulares- que alternan ensayos según las necesidades creativas y una colección de colaboraciones que van desde el rap de Astilla MC, al funky vocal de Carmencita Calavera o el flamenqueo intenso del diamante en bruto llamado Ismael De La Torre, efectivamente, la voz de Fausto Taranto. Este es el inicio de una trilogía que pinta bien. el mundo Svuco promete.

Lee el resto de esta entrada