Censurados – Positivo

96 Censurados PositivoLavado de cara absoluto el que ha realizado la banda de Víctor Martínez ‘Moro’ y Aarón Pérez en esta su cuarta entrega discográfica. Positivo nace con una vocación ambiciosa desde su gestación hasta con la guinda del pastel (la masterización de Ted Jensen –Muse, Nickelback…-) y con el propósito de romper con todo lo hecho anteriormente. Incluso ‘Moro’ llegó a plantearse cambiar de cabecera, pero al final no quiso tirar a la basura once años de trabajo con Censurados como marca. Es un trabajo extenso y generoso, quince temas que se acercan a la hora de duración total, pero lleno de dinámica y de matices infinitos comparado con la sota, caballo y rey de discos anteriores. ¿Es para tanto? Te invitamos a conocerlo.

El disco ha sido grabado entre Pko Studios y Tatami Estudio durante toda la primavera y se ha mezclado en Tatami y Dayamb Studios en los meses de verano. El ingeniero de sonido ha sido Charly Hernández, la producción del propio Víctor Martínez, vocalista de la banda y la citada masterización de Ted Jensen. Las referencias que se citan en las entrevistas ya son otras y miran más fuera de nuestras fronteras que dentro: Foo Fighters, Motorhead, Green Day, Rise Against, Nickelback, Bon Jovi, Black Label Society

Y es cierto que el esfuerzo ha sido mucho. Se nota desde la primera escucha en la forma de cantar de ‘Moro’, que ha dejado de gritar cantando para aprovechar quiebros melódicos, confiar más en las armonías y dar mayor cercanía al disco sacrificando la presupuesta rabia de las entregas anteriores, que rezumaban bilis por casi todas partes. Habrá muchas críticas de seguidores que los ‘acusen’ a cierto giro al pop rock en ‘Si No Estás’, ‘Contigo’, ‘Para Relajarte’ y ‘Todos Menos Tú’ por su abuso melódico de las guitarras, pero la potencia sigue estando presente. La incorporación de Miguel Ángel ‘Taneti’ a las guitarras (Niña Malvada) junto a la intención reconocida de la banda de dar un salto de estilo y género tienen mucho que ver en los cambios de registro.

La caña y los ritmos más veloces aparecen en la más social ‘Ya Está Bien’, el trote sonriente casi hardcoreta de ‘Bienvenido’, la compacta de riff stoner ‘No Hay Vuelta Atrás’, el punk controlado y difuminado con un cambio de ritmo integrado con maestría en ‘Alto El Fuego’ (muy The Offspring), las guitarras grunge de ‘Tratando De Hacer’ o la rotunda ‘Aun No Estamos Perdidos’, que tiene uno de los mejores desarrollos de todo el álbum, tanto en la forma de respirar del fraseo, como en el crescendo del puente y cómo retoman las guitarras el final del estribillo.

También destacan, como un alfa y omega, el primer corte ‘El Sueño’, quizá por las reminiscencias musicales que me vienen de los primeros Sonotones y algún giro vocal en el puente que me recuerda de manera irrefutable a Tako. No son malos guiños, por supuesto. Y el ‘Sigo Bien’, el último de los cortes, que refrenda la tendencia positivista (el título es bastante explícito) general del álbum. Lo bueno es que es un positivismo sin ingenuidad, sin ser pegajoso o impostado, sino que nace siempre desde la reflexión y el análisis. Quizá las traumáticas relaciones que tuvo la banda en los últimos años tienen bastante que ver en eso, en un saneamiento filosofal por fuera y por dentro.

Pero el verdadero cénit diferencial de esta nueva entrega viene de las dos gigantes baladas que se despachan en estos quince temas. (Por cierto, quince temas seleccionados de los cuarenta que tenían, estuvo a punto de ser un álbum doble. Al final la coherencia se impuso). Además no lo esconden, el primero de ellos te agarra en el tercer corte, ‘Corazones Que Se Van’, una bella voz naturalizada de ‘Moro’ y una cálida acústica te mecen en el primer tramo de la canción, con un estribillo hilvanado como los grandes y que termina de explotar en una coda final que uno imagina con las luces encendidas con esa repetición del “no hay más”. Por su parte, ‘Detrás De Mí’ es mucho más desnuda, para cantar a oscuras con ese “creo que he encontrado la lucidez, me invita a ser feliz, y no la dejo marcharse”.

Censurados deja el ‘rock calimochero’ (término suyo) de lado y su vertiente más heavy para crear otra cosa. Un punto de inflexión bastante marcado en el que solo el próximo disco nos sacará de dudas de ver hacia dónde va este nuevo camino y la aceptación de los viejos seguidores frente a los nuevos que puedan venir. Al menos, el trabajo está muy bien hecho y la intención muy clara.

En Spotify.

Tracklist:

  1. El Sueño
  2. Si No Estás
  3. Corazones Que Se Van
  4. Bienvenido
  5. No Hay Vuelta Atrás
  6. Contigo
  7. Alto El Fuego
  8. Tratando De Hacer
  9. Detrás De Mí
  10. Ya Está Bien
  11. Aún No Estamos Perdidos
  12. Para Relajarte
  13. Ya Sé Que Hoy
  14. Todos Menos Tú
  15. Sigo Bien

Anuncios

Publicado el noviembre 25, 2013 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: