Iratxo – Hueso y Carne

Iratxo PortadaHace apenas una semana veía la luz el nuevo disco de Juan Manuel Cifuentes, Iratxo. El sexto de su carrera, como siempre en descarga directa libre y gratuita (además de estar a la venta física), pero con la particularidad de apostar de forma clara y decidida por el sonido acústico. Un registro ya manejado con solvencia en sus entregas anteriores, pero que en esta ocasión centra la totalidad de la propuesta, coincidiendo con ese paréntesis anunciado en las actuaciones con banda. Es decir, Iratxo girará a solas en 2016 (de hecho ya hay una importante colección de fechas para verle en todo el país de aquí a mayo) y lo celebra mostrando alguna de sus nuevas canciones y adaptando algunas ya conocidas. Con el paso de los discos su figura se pule en aristas y este álbum, sin zarandajas festivas, desnudan a un autor honesto, que canta más de lo que parece, y que hace del sexo y de los hitos del pasado que marcan para siempre su universo argumental.

Presentada como inédita en durante el proceso de crowdfunding de La Última Bala, ‘Gracias Por Haber Cantado’ es un canto críptico de gratitud a su público, “va dedicada a todos aquellos que me han dado de vivir y a la música en sí por haber sido mi terapia para no volverme cuerdo”, explicaba en su día. Es un inicio perfecto para sumergirte en el universo propio de esta propuesta. ‘Ladrando A La Pared’ tan solo tiene el aderezo de una trompeta, de sutileza fúnebre. El corte pasa por ser uno de los más brillantes de la lista. La emotividad de la canción, que se deja ver en ciertos quiebros vocales en su primera parte y en la final, se rompe con un aire festivo-tanguero en el tramo central al que Iratxo siempre tiende de manera irremediable.

Melodía de guitarra más abierta en ‘Muro de Recuerdos’, en una sonoridad despojada de querencia latina o festiva, más anglosajona, que no suele frecuentar pero que borda con ese “aún quedan muchas noches que pasear”. En ‘Hay Luz’, es su voz la que lleva el peso en la primera parte del tema, cantada con afección y una solvencia primorosa, deriva en un estribillo prolongado, bien hilvanado, una armonía de guitarras delicada, sutil, que completa la gama sobria pero suficiente de la decena de canciones. La primera parte del trabajo se cierra con una vieja conocida, ‘Si Tú Supieras’, a buen seguro una de las mejores canciones firmadas por Iratxo en toda su carrera (quizá desbanca a ‘La Madrugá’ como mi uno) y que aquí gana, con respecto a la original, en matices armónicos con los arreglos de violín. La crudeza de las cuerdas confiere un cariz mucho más hiriente a la interpretación vocal de Juanma, especialmente en el fraseo y en la progresiva intensidad del estribillo. Una maravilla.

La segunda parte del álbum arranca con la canción que le da título, ‘Hueso y Carne’. El tema brilla de nuevo en la fragilidad casi aséptica de los acordes de guitarra, que dejan el protagonismo a la voz. El estribillo, en cualquier caso, tiene el sello marca de la casa, de ese que explotaría en diversión a poco que se le metiera distorsión, velocidad y vientos. También minimalista y con profundo sabor pretérito se presenta ‘Dragones Suicidas’, un enorme texto y otro ejercicio de sobriedad a la guitarra. “He vivido en las trincheras de mis canciones”. Todo lo contrario que ‘Tu Silencio’, otra de mis favoritas, donde las florituras del fraseo musical son adictivas y otro de los momentos sobresalientes del metraje. También la cadencia vocal refuerza esa explosividad que explota en el estribillo.

Cerca del final encontramos ‘Cambio De Bando’, el tema más festivo de la lista, con ese inconfundible tarareo que abunda en su discografía y, por tanto, el que podemos considerar más desnaturalizado en este formato aunque, por otro lado, también nos indica que la gira en acústico no significa que no haya momentos para poder echarse unos bailes. Como coda final, encontramos ‘La Anarquía’, una pieza de poco más de dos minutos, con aires de guitarra clásica sobre la que recita un texto lúbrico y primario, con tonalidad grave y con argumento en espiral.

Iratxo se toma un descanso con banda pero no como creador, ni como ca(o)ntador de cancioes e historias. Sea en el formato que sea, da gusto poder seguir teniéndolo activo.

 

En descarga directa.

Tracklist:

  1. Gracias Por Haber Cantado
  2. Ladrando a La Pared
  3. Muro De Recuerdos
  4. Hay Luz
  5. Si Tú Supieras
  6. Hueso y Carne
  7. Dragones Suicidas
  8. Tu Silencio
  9. Cambio De Bando
  10. La Anarquía

 

 

 

 

 

Anuncios

Publicado el enero 25, 2016 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: