Dani Martín – No, No Vuelve

El cantante y artista madrileño viene a ser paradigma de muchísimas cosas dentro del mundo de los rocanroles. Líder o cabeza visible de un grupo de éxito rabioso y generacional que decide, contra corriente y de manera totalmente impopular, empezar un camino en solitario. Eso, por un lado, lleva aparejado sí o sí la cruz perpetua de quienes considerarán, haga lo que haga, que se ha cargado algo especial y que lo que hará tendrá dos losas del mismo peso arrojadizo: que lo hace por dinero y que será peor que lo que hacía el grupo. Robe, Fito, Leiva, Bunbury, Mikel Erentxun, otro Mikel en camino, Andrés Calamaro, bueno… hasta Rosendo pasó por eso en su día. Por otro, vivir siempre con la sombra constante de “la reunión pa’ cuando”. El record lo tiene sin duda Fito Cabrales e Iñaki Antón, pero Dani debía estar un tanto hasta el gorro también para marcarse este No, No Vuelve, que durante unas horas afiló los colmillos de quienes vieron en la campaña prueba un regreso de El Canto del Loco. Esté completamente descartado para el futuro o no, lo cierto es que era de cajón que esa vuelta no iba a ser en un terreno tan lleno de incertidumbres (todavía) para los eventos masivos como los que se avecinan todavía para 2022. Está claro que esa reunión excepcional, de ser, habrá de ser libre de cualquier sombra covídica. Hubiese sido quemar un cartucho muy jugoso, el mismo que le explotó a Extremoduro, a LPR o a Barón Rojo, cada uno a su escala. El cartucho que sí que ha gastado Dani es precisamente el que ofrece en este disco. Una revisión actualizada de diez temas de su banda madre, acompañadas de un tema inédito donde hace un brutal ejercicio de sinceridad. Para bien y para mal, no hay medianías con Dani Martín, tan odiado como adorado, pero, a mi parecer, siempre fiable y honesto con lo que dice, piensa y hace.

Lo he escrito en más de una ocasión, los grupos tienen manidos ejercicios en el código de alternativas al disco de canciones nuevas de turno. El acústico, el grandes éxitos con duetos, el de versiones de otras bandas, el de versiones que otras bandas realizan de tu repertorio, además de los directos y todas sus variantes… el de volver a grabar las canciones con sonido actual. En muchos casos suele ser por mejorar con el conocimiento actual el resultado de los comienzos, habitualmente con peores medios, (Extremoduro, Soziedad Alkohólika) en otros por hacerse con el derecho de las canciones y adaptarla a las tesituras presentes (Hora Zulú). El caso de Martín se acerca más a estos últimos de Granada.

Sin ser nada rupturista, Dani Martín ha sido valiente en un ejercicio del que casi siempre te van a decir que la magia las tenían las anteriores. Sin necesidad de tener que elegir, el trabajo realizado con la decena de canciones elegidas es indiscutible. Eso sí, hay que reconocer que dentro de la dificultad se ha ido a los temas más ‘adaptables’ del repertorio de ECDL. No hay ninguno del rock más gamberro, ni de la ascendencia de power punk, ni siquiera la de corte alatinado por la vía Rodríguez. El que todo se mueva en torno al universo de los medios tiempos (que tan bien manejaban, pro otra parte) ha simplificado bastante la tarea.

Media docena de temas que fueron éxitos indiscutibles del grupo, cuatro algo menos, y un inédito completan estos once cortes que se abren con ‘Volverá’. Destaca la limpieza del fraseo donde el peso queda en batería y bajo. Las guitarras entraran sólidas y algo secas en el estribillo y más todavía en el puente hacia la segunda parte de las estrofas. Un armazón más mazacote que nos mete en la tesitura del conjunto, por lo general, más sobrio. Mismo truco parece emplear ‘Son Sueños’ tras la furibunda entrada, más lumínica. Es el estribillo, de nuevo más pautado, quien acumula los arreglos más efectistas.

‘Puede Ser’ hace una bonita entrada acústica que se irá viniendo a más con el desarrollo de la canción, que parece una de las mejor interpretadas de la lista, sin afección alguna a la hora de masticar las estrofas. Esa naturalidad se suma al preciosismo del solo de guitarras y piano final en la coda. El póker triunfal del arranque se alcanza con ‘Ya Nada Volverá A Ser Como Antes’ que, tras una larga intro de presentación, parece repetir la fórmula interpretativa de su antecesora con una bonita base de teclas y brillante rítmica de guitarra.

Pero, quizá por sorpresa, es una canción en apariencia más discreta a priori como podría ser ‘Qué Caro Es El Tiempo’ la que ofrece uno de los mejores momentos del álbum. En primer lugar porque hay canciones que parece que escritas quince años antes acaban multiplicando su sentido cantadas hoy. Con una pulsión creciente, entre el art rock y el indie, el tema crece y crece hasta hacer vibrar en cada verso. La segunda parte del álbum comienza a piano y voz en ‘Quiero Ser’ que pronto rasgará en la cruenta realidad de su narración y las guitarras en primer plano al término del estribillo.

Peter Pan’ es la adaptación más arriesgada del conjunto, con un piano efectista que suena gélido y espacial y con un sutil arreglo de cuerda para la segunda parte. Las cosas parecen volver a un cauce más ‘normalizado’ con ‘Una Foto En Blanco y Negro’, que tiene un crescendo de batería y piano muy del gusto actual. El estribillo mantiene la misma línea con el contra tempo de batería y la sonoridad de la guitarra.

Con una ambientación similar a ‘Peter Pan’, ‘La Suerte De Mi Vida’ se reafirma como una vibrante letra, que esa tensión de guitarra suena más pasional y arrebatada si cabe. Sin aviso, la banda entrará a rebato en todo su esplendor en uno de los estribillos, reforzando el contraste. La decena de adaptaciones llegarán a su fin con ‘Tal Como Eres’, otra de las que gana con este disco con el golpeo inmediato y con el derrotismo (muy bunburyano) de la melodía de guitarras y la batería del desarrollo instrumental antes de los últimos estribillos. Esta versión, junto a la de ‘La Suerte De Mi Vida’ y ‘Qué Caro Es El Tiempo’ bastan para justificar este álbum.

Pero todavía nos queda esa confesión pública que ofrece el inédito ‘No, No Vuelve’, repleto de verdades como puños que a otros les costaría confesar. «Me cansé de oír mi nombre / Me aburrí del falso amor / Del vacío que dejó / Me arruiné con tanta pose / Y solo queda la canción / Hoy solo queda la canción”. El ‘Frente a Frente’ de aquel adiós hace más de diez años. La insoportable levedad del creador frente a su obra. Mis respetos, Dani.

Lista de canciones – tracklist:

  1. Volverá
  2. Son Sueños
  3. Puede Ser
  4. Ya Nada Volverá A Ser Como Antes
  5. Qué Caro Es El Tiempo
  6. Quiero Ser
  7. Peter Pan
  8. Una Foto En Blanco y Negro
  9. La Suerte De Mi Vida
  10. Tal Como Eres
  11. No, No Vuelve

Publicado el diciembre 27, 2021 en Críticas Discos y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: