Lülu: “sería un vendido si hiciera algo que no me apetece para gustarte a ti”

luluHa liderado Forraje durante quince años, algo más, al final hubo ‘puñalada’ extra con la gira de despedida tras lanzar el disco en directo. Con lo difícil que es hacerse una marca reconocible en el mundo del rocanrol, ellos lo hicieron desde su debut, va y decide matar al padre y empezar a trabajar con su apodo más reconocible, al que además, harto de que se lo acentúen mal (me incluyo, como también me pasaba con Placi de los Segis –¡volved!) le ha colocado una diéresis, que si los heavys lo hacen, qué coño, por qué no un rockero. Un rockero de mente abierta, conversación veloz e inquietudes constantes. A Medio Camino es la carta de presentación de su proyecto que, como buen gallego, no contesta ninguna pregunta. Yo le he hecho unas cuantas… y este es el resultado.

-‘A Medio Camino’, estreno de la cabecera en solitario. Una vez ‘parido’, ¿qué tal las sensaciones, la acogida de la gente, tus sensaciones?

La verdad es que estoy muy contento. Tanto con el resultado final del disco en sí, o sea, el sonido, la maquetación y todo eso, como con la acogida. Tenía dudas de cómo iba a reaccionar la gente, porque aunque hay temas roqueros en el disco, no son tampoco lo más roquero que he hecho en mi vida, y luego hay baladas muy tranquilitas que no sabía si iban a acabar de entrarle a la gente. Pero es que esa era la intención, hacer algo distinto a Forraje, hacer algo “A medio camino” entre el rock y la canción de autor. Parece que lo he conseguido y parece que a la gente del rock le ha gustado. No sé qué opinará el público de “canción de autor”, ya que a ese circuito todavía no sé muy bien por dónde atacarle. El caso es que yo estoy muy contento con el resultado, y eso es lo más importante.

 

-Toda la vida escuchando que las medianías no son buenas y que lo importante es definirse y vas tú y haces todo lo contrario, ¿la indefinición es el camino de la música de hoy?

Pues no sé, yo creo que lo que he hecho está bastante definido. Estoy justo “A medio camino” entre el rock y la canción de autor. A lo mejor habría que ponerle un nombre, pero yo creo que no me he inventado nada. Salvando las diferencias, ¿cómo etiquetarías a Bryan Adams? ¿Cantautor? ¿Roquero? El tío lo mismo te saca un  “Every thing I do” o un “Heaven” que un “Summer of ´69”. ¿Por qué no puede existir algo así en España? Y Bryan Adams no es música de hoy ni mucho menos. Es música de ayer, hoy y siempre. No sé si te he contestado…

 

-Como buen gallego, respuesta abierta. Aunque siempre se puede tirar de refranero diciendo que “en el punto medio está la virtud” (risas). Encontramos dos caras claras, ‘Al Anochecer’ y ‘Sueños Lúcidos’ conectando con el sonido Forraje y ‘Dentro De Tu Cama’, ‘Lejos del Mar’ y ‘Piel Con Piel’ (la más arriesgada de todas) como vertiente tranquila. Resume brevemente cómo se gestaron cada una de ellas.

“Al anochecer” y “Sueños lúcidos” son temas que ya me rondaban la cabeza en la última etapa de Forraje, pero no me había sentado a terminarlas. Eran sólo una melodía, un estribillo… Las canciones se pasan meses rondando mis pensamientos antes de que me decida a sacarlas. De hecho, “Sueños lúcidos”, por ejemplo, en la maqueta la mayor parte la tarareé porque no tenía la letra terminada. La terminé la noche antes de entrar a grabar la voz en el estudio, con la ayuda de Jorge Ruíz, mi bajista, que es además profesor de songwriting y me ayudó a sacarla. “Dentro de tu cama”, “Lejos del mar” y “Piel con piel” nacieron con la guitarra acústica y luego me imaginé la envoltura. Esas son fruto de mi lado más cantautor. Creo que se nota bastante. Todo esto lo maqueté en mi casa con su batería, su bajo y sus guitarras y todo lo demás fue cosa de Carlos Manzanares, el productor y arreglista. Se regrabó todo con músicos de verdad en “El tercero Studios” y se encargó de que sonase como suena. Le he tocado bastante los cojones durante el proceso de arreglos y mezcla pero ha hecho un trabajo de la hostia. Creo que hacemos un buen equipo. 

 

 

-Imagino que después de tener consolidada la marca Forraje, no fue fácil tomar la decisión de ponerle fin. ¿Qué motivos te llevaron a ello?

Supongo que la gente se hace mayor y yo me resisto a ello. Por motivos personales, algunos no pudieron seguir luchando por Forraje y yo decidí que era mejor matarlo dignamente que dejarlo morir poco a poco, y así fue. Grabamos el directo, hicimos una gira de despedida en la que algunos miembros de la formación original ya no pudieron estar y a otra cosa mariposa.

 

-Hay una progresiva tendencia a que los vocalistas (en gran medida también compositores de las letras y música) estén emprendiendo caminos en solitario o paralelos. ¿Cuáles son los motivos, quizá los directos ya no dan para tanto?

Yo creo que es más bien, por un lado la necesidad de sacar cosas que no encajarían en tu banda y por otro, la licencia para hacer un poco lo que te sale de los huevos sin tener que rendir cuentas a nadie. Aunque yo en Forraje ya hacía un poco lo que me salía de los huevos (risas). En serio. En una banda las cosas se suelen llevar un poco a asamblea. Se suele decidir entre todos qué se hace. Eso a veces crea tensiones, porque siempre va a haber alguien que no esté de acuerdo al 100% con lo que al final se haga.  En el momento en que vas en solitario, las decisiones las tomas tú y no tienes que rendir cuentas a nadie.

 

-¿Por qué optas por el formato trilogía de Ep’s y no por un disco de 15 canciones como tal?

Bueno, esto de la trilogía de EPs he debido contártelo borracho, porque eres el único que lo sabe (risas). Esto no lo he dicho yo oficialmente en ningún medio, más que nada porque me conozco; porque sé que soy muy impulsivo y sé que hoy me levanto pensando en sacar 3 Eps seguidos y mañana quiero grabar un directo con temas nuevos y de Forraje arreglados de otra forma. Pero sí, la idea es sacar Eps de 5 o 6 temas cada x tiempo, para no tener a la gente 3 años sin un disco nuevo, como pasaba en Forraje. Prefiero sacar un EP cada año o año y medio y de paso tener siempre material fresco para girar, que eso un músico lo agradece muchísimo. Seguro que a más de uno al leerme se le acaba de encender la bombilla (risas).

 

 

-El disco sale tras una campaña de crowdfunding bastante bulliciosa y con apoyo de una buena corte de músicos populares y conocidos. ¿Repetirás la fórmula para las dos próximas entregas de la trilogía de Ep’s?

Buff… no sé qué decirte. Está guay todo el rollo este de la autogestión y tal, pero es un currazo de tres pares de cojones. A parte de tener que gestionar la grabación, la fabricación, la distribución física, la digital, la promo… aparte de todo eso, de repente te encuentras con que tienes que enviar más de 200 sobres a gente: Unos con disco, otros con disco y postal, otros con disco postal y camiseta… unos no te contestan a los mails, otras te han dado un mail erróneo y no sabes cómo ponerte en contacto… Para mí es mucha responsabilidad, y pensar en fallarle a una sola de las personas que me han apoyado en el crowdfunding me crea una angustia que no te puedes imaginar… pero no sé. A lo mejor dentro de un año se me ha olvidado (risas).

 

-Conociéndote, seguro que hay ya mucho avanzado, ¿qué fechas manejas para la salida de las dos piezas restantes?

Pues ya te digo, la idea es sacar un EP, como mucho, cada año y medio, pero lo que te comentaba antes de hacer un directo con la nueva banda no es broma. Últimamente me está rondando la cabeza y a lo mejor antes que un nuevo EP viene algo así. Esto te lo digo hoy, mañana a lo mejor no (risas).  

 

-Es cierto que ese formato, tras escuchar  ‘A Medio Camino’, deja abiertos muchos interrogantes, porque no hay el suficiente material como para extraer conclusiones. Alúmbranos un poco y haznos un spoiler, ¿cómo serán las siguientes entregas, en la misma línea o te ‘atreverás’ cada vez más hacia el lado más reposado?

La idea es seguir en la misma línea. Sobre todo hacer lo que me apetezca en cada momento. Eso es lo primero para mí, hacer cosas que me gusten a mí. Si luego a la gente también le gustan, pues genial, pero la idea es esa, no cortarme si me apetece hacer un tema a voz y piano ni tampoco si me apetece meter una parte con doble bombo en algún pasaje. Que luego hay algún hater por ahí que me dice que soy un vendido porque no hago lo que le gusta a él. No, tío, perdona, sería un vendido si hiciera algo que no me apetece para gustarte a ti, si hago lo que a mí me gusta no soy un vendido, tío (risas).

 

-En cuanto a los directos, apuestas por el doble formato, en algunos sitios tú solo en otros con banda. ¿Cómo fue la selección de los componentes?, Háblanos un poco de cada uno.

Antes de venirme a vivir a Madrid en octubre de 2015, anuncié en mis redes sociales que buscaba músicos para mi proyecto en solitario. En unos días tenía más de 30 emails de gente que quería tocar conmigo. Les pedí que me enviasen videos tocando y fui haciendo una selección. Finalmente, en noviembre, estando ya instalado, quedé con cuatro para ensayar y esos fueron los que se quedaron. Iñigo Alzueta a la batería: la pasión; Jorge Ruiz al bajo; la experiencia; Ismael Pascual a la guitarra: el futuro y Daniel Carmona a los teclados: La maestría pero también las prisas (risas). De hecho, Dani va a tener que abandonar la banda por problemas de compatibilidad con su trabajo y va a entrar en su lugar otro Dani, Dani Rueda, que a parte de los teclados va a tocar el saxo y esto le va a dar un rollazo de puta madre a la banda en directo.   

 

-Y en los directos, para quien no te haya visto como Lülu aún, ¿cómo se conjuga el rock de Forraje con la propuesta actual? ¿Ha habido una adaptación de los temas antiguos?

Se han adaptado algunos temas, otros son muy parecidos a como los tocábamos en Forraje. Se han añadido teclados y pianos, eso sí, y a partir de ahora, como te decía, también habrá saxos en directo. Va a molar mucho.

 

-¿Algo que quieras añadir y que no hayas podido en las anteriores preguntas?

Animar a la gente que no lo haya hecho a que escuche “A medio camino” en spotify o en youtube, que pueden escuchárselo gratis y ya si luego quieren comprárselo, pues mejor. Y sobre todo, lo más importante, que vengan a los conciertos. Eso es lo que nos da de comer a los músicos. Besos a todos y todas.

 

Anuncios

Publicado el octubre 4, 2016 en Actualidad y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Me encanta la frase que titula la entrevista porque es una gran verdad hoy en día y sobretodo con el Rock, últimamente con los adelantos que está haciendo Rulo muchos comentarios son del tipo ”donde te has dejado el Rock” ”vendido” a”antes eras mejor” y así con muchos otros como con Fito por ejemplo y es una gran verdad que si un músico 10 o los años que sean después pues cambia de gustos y hace una música distinta pues no lo puedes criticar y decirle que vuelva a lo de antes, simplemente aceptas el presente y si tan poco te gusta escucha las canciones antiguas y búscate grupos nuevos similares pero deja de soltar bilis por todos lados diciendo que lo de antes era mejor porque a ti te gustaba.

  1. Pingback: Lo Más Leído de 2016 en RockSesión | RockSesion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: