NoProcede. Moby Dick Club. 6 de marzo

Además de truncar vidas, que es lo más importante de todo, en lo que nos atañe en la web, que es la música, el crack pandémico ha hecho daño, retrasado, cambiado, alterado, frenado, complicado y puesto en riesgo los planes de numerosas bandas de nuestra escena. Discos, giras, trayectorias ascendentes… El caso de los madrileños NoProcede es un ejemplo de tantos y el que nos ocupa hoy. A lo largo de la semana veremos también cómo lo han afrontado otros tres grupos, siempre con el objetivo de mantener la llama encendida con sus seguidores, ofreciéndoles lo mejor de cada caso, en distintos formatos, como iremos repasando con Qverno, Los Hermanos Cubero y Morgan. Después de ir aumentando aforos en Madrid durante los años, tocando en salas cada vez más grandes, de ‘entradas agotadas’ en ‘entradas agotadas’, el cuarteto madrileño, formado por Javier Beltrán a la voz, Kike del C. Sanz en la guitarra, Fran Porras al bajo y Carlos Sánchez en la batería, venía de hacer lo propio en la sala Caracol y tenía firmados varios festivales antes de que el mes de marzo pasado acabará con las reglas del juego. Comenzó entonces ese travesía en el desierto, más o menos larga para cada uno, que de alguna manera terminó este pasado fin de semana, con la vuelta a los escenarios de su komodo, la mascota de su Morder y Esperar, último disco hasta la fecha y espaldarazo definitivo para el grupo. Primero una fecha, agotada con velocidad, luego una segunda, y finalmente, también la tercera. Tres ‘sold out’, uno en sala Moby Dick Club y dos en sala Vesta. Animados por DX Streaming el concierto del sábado se pudo ver en todo el mundo y, comprometidos desde el primer día con la causa noprocedil, ‘acudimos’ para hacer la crónica de su actual estado de forma.

Nunca va a ser una solución equivalente a lo que es poder disfrutar un concierto cara a cara, pero es cierto que la emisión en streaming abre una puerta a nuevas posibilidades para los grupos. Todos sabemos cómo estaba el circuito de salas antes de que el coronavirus terminara de apretar todo más. De grandes a pequeñas. Para una banda potente que está en 10, 15 o 20 festivales al año (a todos nos viene a la mente tres o cuatro nombres) el circuito de salas por ciudades medianas o pequeñas se le hace inviable, ¿por qué? Porque ya lo han visto en festival ese año. Para las bandas medianas sólo es rentable (si lo es) agrupando los conciertos por fines de semana en dos o tres fechas de provincias colindantes y cruzar los dedos para que lo que ganas en una ciudad te sirva para compensar el descalabro del día antes o del posterior. Y para una banda pequeña es que es del todo inviable. Por tanto, esta solución permite que seguidores de provincias pequeñas, por donde no pasan las giras, ya de por sí reducidas, tengan la oportunidad de ver a sus bandas emergentes favoritas.

En el caso de NoProcede, qué contarles. Acostumbrado a verles al aire libre y en formato festival (Cooltural Fest en dos ocasiones, The Juerga’s Rock Festival una), poder comprobar su manejo en un concierto completo en sala tenía la suficiente enjundia como para pasar ‘por taquilla’ del streaming. Sonido de calidad, genuino y auténtico, sin artificios. Directo de mesa, con bien de graves, voz nítida, instrumentos definidos a la perfección. Imagen a varias cámaras, con algún que otro error de realización pero, por lo general, lo bastante solvente para vivir la experiencia con plenitud.

Casi hora y media de concierto a todo gas. Desde los iniciales desajustes normales del inicio en ‘Ruido Sordo’, pasando por la velocidad de la ‘Barrera de Coral’ o el pequeño lapsus de ‘Mátame’. Y es que, claro, no todos los días te ven desde el otro lado del charco o desde Hong Kong. La cosa ya se puso seria cuando empezaron a salir muchos de los premios destacados de su repertorio. ‘Mentir Por Dentro’ ya tiene hechuras de palabras mayores, ejerciendo de buena carta de presentación a ‘Para Los Restos’, impresionante, o ‘Ser Eternos’, con ese mensaje de carpe diem tan reforzado por la fragilidad puesta de manifiesto con el coronavirus. Enorme trabajo el de Kike, que fue de menos a más en la tarde, como la voz de Beltrán, infalible desde el minuto dos. De Porras es de agradecer encontrarse con un bajista que va mucho más allá de la primera cuerda y lo de Carlos es fiabilidad plena desde las baquetas.

Con esos mimbres, es normal que solo haya dos concesiones que bajen el pistón. Convertida en medio tiempo, ‘Baldosas’ es una de ellas, antes de volar con el solo de ‘Fuera de Combate’, con el ya himno ‘Fracasar Mejor’ o brindar por las bandas que han caído en el camino con ‘Más Calibre’ y ese final de guitarras dobladas tan efectista.

La segunda parte del concierto arremetería con uno de mis favoritos. El riff de entrada de ‘Saltan Las Ratas’ vale ya la entrada. Descomunal canción que tuvo su buena continuidad con ‘De Mecha Corta’, pura esencia de rock con ese break que deja solos a la voz y guitarra de Beltrán. Guasa involuntaria para ‘El Karma De Los Gatos’, que rompió su solemnidad con esa triple repetición para dejar cantar al público, algo que le dio coartada a NoProcede para empezarla de nuevo tras un arranque dubitativo.

El primer final llegaría de la mano de la más previsible ‘Miedo Al Miedo’ y ‘Vértigo El Cielo’, una de las canciones más sobrias del cancionero del grupo, con un inicio diferencial que abre nuevas vías de cara al futuro. El respiro antes de los teóricos bises llegaría con ‘Modo Experto’, canción reposada interpretada a voz y guitarra por Beltrán, recordando a los amigos ausentes y a tiempos pretéritos. Reclamo de más sanidad pública e investigación para otras enfermedades mentales y cáncer para la siempre emocionante ‘Ciudad Olvido’, para cerrar con ‘La Antesala Del Desastre’ y ‘Echarte De Más’, que sonó brutal y engrasadísima.

Con el repertorio acabado, ante el clamor popular, la banda todavía se echaría una versión acelerada y lograda del ‘Amores De Barra’ de Ella Baila Sola, de lo más resultona, mientras que el bis final llegaría al alimón con el público, cantando a viva voz ‘Un Beso y Una Flor’, de don Nino.

Al final, un genuino concierto de sala que traspasa la pantalla y un grupo que quizá no busca el gesto fácil o manido hacia el público, pero se desvela como cuatro muy buenos instrumentistas, sin perder la urgencia y el nervio del rock veloz. Puede parecer fácil pero no lo es, tal es así que están casi en peligro de extinción.

Por sólo cinco euros puedes comprobarlo en Dx Streaming.

Más de NoProcede en RockSesión:

NoProcede – Morder y Esperar

NoProcede – Grisú

NoProcede – No Quedan Valientes

Cooltural Fest 2019. Viernes, 16 de agosto

The Juerga’s Rock 2017. Crónica jueves, 3 de agosto

Repertorio – setlist:

  • Ruido Sordo
  • Barrera De Coral
  • Mátame
  • Mentir Por Dentro
  • Para Los Restos
  • Ser Eternos
  • Baldosas
  • Fuera De Combate
  • Fracasar Mejor
  • Más Calibre
  • Saltan Las Ratas
  • De Mecha Corta
  • El Karma De Los Gatos
  • Miedo Al Miedo
  • Vértigo El Cielo
  • Modo Experto
  • Ciudad Olvido
  • La Antesala Del Desastre
  • Echarte De Más
  • Amores De Barra (improvisada)
  • Un Beso y Una Flor (con el público)

Publicado el marzo 8, 2021 en Crónicas Conciertos y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: