Álvaro Suite – Fantasio

En febrero de 2020 os hablaba del debut como solista de Alvaro Suite, con el álbum La Xana. Y digo como solista porque el bueno del sevillano lleva a sus espaldas una buena colección de escenarios pisados, de todo tamaño y pelaje, ya sea con Pinball, con Suite, con Los Labios (banda del hijo de Silvio Fernández Melgarejo que tuve el placer de ‘criticar’ en uno de los números de la extinta revista Rock Estatal) o con Los Santos Inocentes, la banda que ha acompañado a Bunbury durante más de quince años, tras disolver al Huracán Ambulante. Aunque pasaron dos años del lanzamiento de uno y otro (este Fantasio salió publicado en febrero, así que si os lo traigo ahora antes de que termine el año, podéis adivinar por qué puede ser –guiño, guiño-), lo cierto es que esta segunda entrega es casi, casi, coetánea a su predecesor. Tal es así que alguna de estas canciones bien podrían haber formado parte de La Xana y otras tantas de ellas fueron no solo compuestas durante los conciertos de presentación del debut, sino que al final casi que se ha interpretado en directo mucho antes de que el disco fuera mezclado y masterizado. Por eso se hace complicado marcar una línea diferencial entre uno y otro, porque de hecho el propio autor ha asegurado que con este segundo capítulo se cierra una fase creativa, aunque sí que podemos establecer alguna diferencia significativa. Sobre todo en que Fantasio busca ser mucho más directo y compacto, lo que no quiere decir por ello que descuidado o sencillo. Pero sí es cierto que brilla mucho más en ese lenguaje de tú a tú, con menos capas y trabajo de estudio. Diez temas en los que los referentes siguen muy presentes, dotando al conjunto de una variedad ecléctica del buen gusto setentero y ochentero tan demodé como encantador. Con esas intenciones, claro que tenía los números correctos para entrar en la lista del 5 de enero.

Fantasio ha sigo registrado en tres grandes fases. La primera, de trabajo amanuense y casero en El Nido Del Cuervo, estudio casero de Álvaro, donde las canciones se dieron por maquetadas en su estructura más elemental, desde guitarras a bajos, secuencias y teclas y referencias artesanales de batería y coros. De ahí a colocar el material en manos del totémico Paco Loco en El Puerto de Santa María. Cuenta Álvaro que en este caso fueron todas las baterías tal y como se escuchan en el álbum, las voces, y añadidos arreglos de sintetizadores y guitarras. Tercer y último capítulo, las mezclas y masterización en los Sputnik de Sevilla, con Jordi Gil, habitual de algunos grupos punk de la escena sevillana, además de cuarteto de cuerdas y coros femeninos.

“El Día De Nada” se encarga de abrir la decena con un tema en el que las programaciones espaciales toman el protagonismo, con un aderezo de riff de guitarra eléctrica y unos sintes que casi parecen voces espectrales en un corte en el que la historia parece flotar en una psicoactividad muy en la onda truculenta al modo Thom Yorke. Mención especial para unas teclas más límpidas de toque jazzy. “Fantasio”, la canción que da título al conjunto tiene unas incontenibles hechuras bailables y arreglos de lo más variopintos pero una capa de homogeneidad ochentera pero terriblemente actual.

Inconfundible línea de bajo de post punk lúgubre para “Una realidad”, lo que le conecta con toda la escuela británico-berlinesa. Por cierto, será uno de los cortes donde mejor se aprecia una plausible mejora en la interpretación vocal, jugando y arriesgando más con los registros, que lo mismo le equipara a The Cure que algunos giros en el estribillo muy del joven Vega. Uno de mis favoritos e imprescindibles de la lista. En “Ingrata Cristina” se sacuden las formas sintéticas y es la más “rockera” al uso, desfilando con soltura funambulista entre el rock, el pop barroco y algunos arreglos cuasi orientales. Otro ejercicio sobresaliente que justifican la anticipada medalla de nuestra lista editorial. La primera parte del álbum se culmina con “El Regreso”. Un corte en el que la influencia Beatles es arrasadora en cada golpeo de tecla, en cada entrada vocal, en la distorsión de la guitarra en el crescendo… Un ejercicio de lirismo nostálgico para una texto de recuerdos de infancia con letra compartida con Chencho Fernández. Por cierto, el tercer gran letrista del álbum es Pablo Cerezal, un autor muy vinculado a la música con publicaciones sobre Dylan, Bowie… incluso Bunbury.

El segundo bloque se inicia con “No Puedo Volver”. Un tema donde la banda y Álvaro se crecen en su recreación Bowie, del todo indisimulada en cada modulación vocal y hasta en la forma de descolgar la dicción con cierta languidez o jugar con las tesituras graves. En “La Chica Del Lago” vuelve a recibirnos en primera línea la misma sonoridad de bajo corpóreo de “Una Realidad”, aunque aquí con un punto mucho más lumínico en el puente y el estribillo, con esos arreglos de cuerda añadidos y, por cierto, con guiño a «my little china girl», de nuevo el tío David.

En la tríada final, “Conjuro” ejerce de mantra recordatorio con una producción y arreglos que tiene un rollo de balada AOR muy acusado, de ahí lo del demodé de más arriba, pero que al final acaba embaucando gracias al añadido de saxo y la fanfarria azucarada de la coda. En “Amas” se disimula con una base intrincada de programaciones aparentemente descompasado la canción más límpida y descarnada del disco. Una declaración de amor a la que se le quiere aliviar peso con la instrumental, pero que no por ello oculta la delicadeza y la sinceridad. Para cerrar, “Gracias Por Todo” recoge un tanto todo lo apuntado en sus compañeras de viaje, para moverse en una fina capa de psicodelia que arropa en todo momento una espectral línea vocal.

Dadas las fechas, no es extraño que en 2023 tengamos nuevo material de Álvaro Suite que, por lo pronto, sigue en su descarnada lucha de la llamada a salas a ambos lados del charco.

Lista de canciones – tracklist:

  1. El Día De Nada
  2. Fantasio
  3. Una Realidad
  4. Ingrata Cristina
  5. El Regreso
  6. No Puedo Volver
  7. La Chica Del Lago
  8. Conjuro
  9. Amas
  10. Gracias Por Todo

Publicado el diciembre 13, 2022 en Críticas Discos y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: