Archivo del sitio

Mar De Fondo – 38 Pasos

Tercera entrega del nombre que lidera Jesús Suárez, un informático gallego que encontró en la música, en su composición y en su interpretación, una vía de escape y de superación a los dos grandes golpes, casi simultáneos, que le asaltaron hace unos años: la muerte de su madre y la pérdida de la visión. Por eso, y por la unas letras de corte siempre introspectivo pero críptico, de lecturas muy diversas, su música tiene mucho de liberación y de pesadumbre que se vuelve luz al ser compartida con el resto de los mortales. En cuanto a las formas musicales, resulta curioso como Mar De Fondo ha ido puliendo las influencias del primer disco, Destellos De Oscuridad, más cercanas a Extremoduro, Barricada o Marea, ya de manera más palpable en su anterior Pulsaciones, y de forma absoluta en esta ocasión, tornando sus maneras a un hard y rock a veces metálico (hay algunos solos que son bastante heavies) y otras más oscuro y gótico, acercándose a los grupos que adornaban con posters la pared de su habitación. Los Judas, Maiden, etc. De unos y otros, batido por el sonido más alternativo de Audioslave, Mar De Fondo surca por canciones que nunca decaen, que siempre encuentran un arreglo con el que mantener el buen nivel, sin necesidad de epatar con grandes y pegadizos estribillos o melodías. Parece el mero placer de la música por necesidad. No es difícil entender esa sensación. Como guinda popular, los cameos de la santa triada de colaboradores más frecuentes de nuestro rock. Esto es, Fernando Madina de Reincidentes, Kutxi Romero de Marea y El Drogas, que revisan cada uno un tema de discos anteriores, a modo de bonus track.

Lee el resto de esta entrada

Mar de Fondo – Pulsaciones

Si te gusta el fútbol, quizá ya conozcas el nombre de Mar de Fondo por ser los autores de lo que se ha considerado ya como el himno no oficial del Deportivo de La Coruña, ‘1906’. Pulsaciones es el segundo trabajo de esta formación gallega, nacida como un proyecto personal de Jesús Suárez. Tras un esforzado debut en Destellos de Oscuridad, el vocalista, letrista y compositor se reúne de una banda más estable (Miguel Thomas, guitarra y mano derecha en la composición de la música; Iago Blanco en batería, percusión y coros; Daniel G. Artés en teclados; Álex Rapitis al bajo; e Iván Mosquera en la guitarra; con coros de Lidia Carrión) para seguir perfilando su sonido, que aquí deviene en una oscura representación textual en formas musicales que oscilan desde el rock patrio marca de la casa, con toques de grunge de siglo XXI y, en ocasiones, pinceladas progresivas aportadas por las teclas. Es una propuesta que rodea con frecuencia los mismos terrenos depresivos o descarnados, pero sin histrionismos derrotistas ni formas previsibles, presentando una originalidad propia tras batir las influencias mencionadas. Un disco valiente en su derrotismo, tanto en el continente como en el contenido.

Lee el resto de esta entrada