Porretas – Clásicos II

Dentro del carácter entrañable que se ha ganado Porretas, sus seguidores siempre han tratado con cariño aquel Clásicos, lanzado en el apocalíptico año 2000. Tras un irregular Rocanrol (1998), sus versiones de temas de ‘Pongamos Que Hablo de Madrid’ (Sabina), ‘Sí Señor’ (Leño), ‘Esto Es Un Atraco’ (Burning), ‘Juego Sucio’ (Obús), ‘Peligrosa María’ (Los Suaves), ‘Txus’ (La Polla Records), ‘Diga Que Le Debo’ (Siniestro Total) o ‘Saca el Güisqui Cheli’ (Desmadre 75) se hicieron un hueco en el cancionero habitual de la banda, hasta el punto de empacarse en un popurrí que es uno de los momentos álgidos de sus conciertos. (También estaban en aquella ocasión temas de Tequila, La Frontera, Alarma!!!, Ramoncín y Moris). 17 años más tarde, los Porretas se marcan el gustazo personal de hacerse una segunda edición, esta vez con canciones algo más lejanas del rock, de sus influencias directas, y dejan espacio para terrenos pop-rock (Nacha Pop, Gabinete Caligari, El Último De La Fila, Dúo Dinámico), cancionero crooner (Julio Iglesias, Nino Bravo, José Luis Perales), temas de rock más reposado (Asfalto, Loquillo, Miguel Ríos) y hasta referentes generacionales como Jarcha. La batidora Porretas al final siempre deja sabor propio.

Grabado y mezclado por Manuel Arévalo  en Estudios Oasis (Madrid), masterizado por Antonio Moreno, diseño gráfico de Fernando Navarro (Nanderas) y fotografías de Pedro Bao, el álbum cuenta con las colaboraciones de Socri, solo de guitarra en ‘Resistiré’; Juankar (Boikot), voces en ‘Libertad Sin Ira’, ‘Al Calor Del Amor En Un Bar’ y ‘Un Velero Llamado Libertad”; Kosta (Boikot), voces en ‘Libertad Sin Ira’ y ‘Al Calor Del Amor En Un Bar’; Nava (Cableados), voces en ‘Libertad Sin Ira’, ‘El Rompeolas’ y ‘Un Velero Llamado Libertad’; Elisa Ciprés, trompeta en ‘Al Calor Del Amor En Un Bar’ y ‘Soy Un Truhán, Soy Un Señor’; Martín “Perrín” Sánchez, piano y teclados en ‘Ay Qué Gustito Pa Mis Orejas’,  ‘Un Velero Llamado Libertad’, ‘El Blues Del Autobús’, ‘Rocinante’ y ‘Al Calor Del Amor En Un Bar’; Roci, voces y demás melodías en ‘Ay Qué Gustito Pa Mis Orejas’, ‘Libertad Sin Ira’ y ‘Soy Un Truhán, Soy Un Señor’.

Datos técnicos aportados, entramos en lo musical de un disco que se canta solo. Y es que, a poco que uno tenga un oído más abierto a otras sonoridades, Porretas apuesta a caballo ganador y convierte los algo más de cuarenta minutos en un aquelarre de tempo veloz, mucho guitarreo (quizá sea el disco en el que más se aprecia el armazón de Manolo Benítez) y arreglos que, sin grandes locuras ni florituras, le dan un pequeño atractivo a cada uno de los temas. Y es que Porretas y es Porretas y su estilo es tan inconfundible como incorruptible.

Considero que no todas las adaptaciones están conseguidas al mismo nivel y que es difícil que este álbum llegue al estatus de su hermano mayor, pero sí lo creo efectivo y resolutivo. De grata escucha, de fácil digestión. Temía encarar el ‘Resistiré’, el himno dina-mítico de Gloria Gaynor, después de las conocidas versiones de Stafas (Michel Molinera), Attaque 77 o El Noi Del Sucre, pero la verdad es que consiguen darle un toque distinto con un ritmo trotón y muy acelerado. En ‘Ay Qué Gustito Pa Mis Orejas’ despachan la solvencia sincopada que ya clavaron en ‘Dos Pulgas Pa Un Perro’ y endurecen un corte popularizado por Raimando Amador y firmado por Pablo Carbonell. ‘La Chica de Ayer’ gana en matices rockeros a costa de la fragilidad emocional de la original, pero cumple su misión.

El primer gesto de ligera contrariedad me llega en ‘Libre’ de Nino Bravo. Y es que algunos versos, especialmente el primero de las estrofas del fraseo, están metidos con calzador en un desarrollo que, eso sí, va mejorando con puente y estribillo y un efectismo guitarrero muy compacto… Es lo que tiene cantar canciones tan magníficas. De nuevo me viene a la cabeza Michel con ‘Al Calor Del Amor En Un Bar’, pues Canallas también versionó la canción de Gabinete Caligari en Va Por Ustedes. Si en aquella, la velocidad del pasodoble se regaba de repiqueteos de castañuelas, Porretas tira de viento y metal para darle otra visión. La primera parte del álbum se alcanza con el velero de Perales, un tema algo lineal y que se hace uno de los más discretos de la lista. ¿Quizá mejor hubiera sido ‘¿Por Qué Te Vas?’…?

Del extenso y vasto repertorio de Miguel Ríos, Porretas elige el solemne ‘Blues del Autobús’. Una decisión valiente a la que quizá le haya faltado respetar más su tempo lento, aunque la maquinaria de Luis la lleva a los terrenos frecuentes de los de Hortaleza. La inclusión del estribillo de ‘Última Generación’, de firma porreta, es un guiño que da frescura al conjunto y que conecta universos, en definitiva, no tan dispares. Dividida en dos partes muy bien diferenciadas, ‘Soy Un Truhán, Soy Un Señor’ es uno de los momentos más divertidos del disco (bien acompañado, por cierto, del videoclip protagonizado por el humorista Agustín Jiménez). La segunda parte, con coreografía incluida, es hedonista y bullanguera.

Más serio se pone el último tercio del disco, con cuatro temas sobrios, cada uno en su categoría. ‘El Rompeolas’ de Loquillo, al que quizá le hubiera dado un mayor protagonismo acústico. También, grave, se ejecuta el conocido canto de Jarcha, banda sonora simbólica de la denominada Transición (se lanzó en 1976). Casi conectada en espíritu, ‘Rocinante’ de Asfalto nos da el romanticismo urbano, mientras que ‘Insurrección’ reivindica el gran legado de El Último De La Fila, nunca lo suficientemente reconocidos por el rocanrol. En la misma liga que la divertida ‘Always Look on the Bright Side of Life’, que abre sus conciertos, el álbum se cierra con un pequeño pasaje instrumental del ‘Yakety Sax’ que usaba Benny Hill para sus persecuciones circulares.

En suma, quizá sea un disco más heterogéneo y arriesgado que el Clásicos de su primera versión, pero da gusto escuchar a una banda hacer del todo suyas canciones tan diversas. Divierte, que no es poco.

 

En Spotify.

Lista de canciones – tracklist:

  1. Resistiré (Dúo Dinámico)
  2. Ay Qué Gustito Pa Mis Orejas (Raimundo Amador)
  3. La Chica De Ayer (Nacha Pop)
  4. Libre (Nino Bravo)
  5. Al Calor Del Amor En Un Bar (Gabinete Caligari)
  6. Un Velero Llamado Libertad (José Luis Perales)
  7. El Blues Del Autobús (Miguel Ríos)
  8. Soy Un Truhán, Soy Un Señor (Julio Iglesias)
  9. El Rompeolas (Loquillo)
  10. Libertad Sin Ira (Jarcha)
  11. Rocinante (Asfalto)
  12. Insurrección (El Último de la Fila)
  13. La De Benny Hill

 

Anuncios

Publicado el marzo 21, 2017 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: