Anarko – Anarko (1998)

Llevo bastante tiempo acordándome de este disco para traerlo a la remember de los viernes y hoy ha llegado el día por una serie de coincidencias que lo han hecho la mejor manera de empezar la sección en este 2019. Anarko es una banda bilbaína surgida a finales de los noventa y que, muy pronto, daría salida a su primer disco de título epónimo. Grabado y mezclado por Carlos Creator en Rockstudios I, en su alineación inicial se encontraba Pinky, bajista, al que mucho conoceréis a día de hoy a las cuatro cuerdas de Rat-Zinger (a quienes vi a final del año pasado). Es un grupo al que conocí gracias al tema ‘Obligación’, incluido en Los 100 de Tipo, volumen 1 (casualmente la del volumen 2 fue la última remember de 2018), que nos flipaba a mi colega más antiguo (desde 1º de EGB) que, precisamente, ha cumplido años esta semana. A esta serie de coincidencias, sumemos que venimos hablando estos días de Hamlet, Dead Bronco, Bones of Minerva y ¡Pendejo!, bandas de corte duro. Así que, claro, era ahora o nunca.

Además de Pinky, que es muy bueno pero no puede hacerlo todo solo él, la banda en este estreno discográfico se completaba con José Luis Arbide, Roberto ‘Fitti’ Rojo a la voz (años después entraría Podri, actual vocalista de Rat-Zinger) e Iker Eskurza. Después llegaría en el año 2000 el Degeneracion-X , y, un año después La Marcha De Los Muñecos Egocéntricos, perdiendo frescura en cada paso y también padeciendo constantes cambios de componentes.

El caso es que este Anarko, el álbum, fue durante muchos años (cuando uno no podía todavía comprar con demasiada facilidad discos alternativos por internet) oscuro objeto de deseo, precisamente, por lo que comentaba más arriba. El tema ‘Obligación’, sobre el extinto servicio militar, se encontraba como un auténtico torpedo en el cuarto corte del tercer CD de los 100 de Tipo. Le precedían el ‘Cuando Nada Vale Nada’ de S.A. y ‘Ciudadano Masoquista’ de Flitter (que intuyo que caerán en esta sección en este 2019), así que ‘con el cuerpo caliente’, uno se dejaba llevar por la mezcla de contundencia, velocidad, batería trotona y algo de fina ironía lastimosa. Un trallazo en toda regla vaya.

En aquellos años, en los que pasaba bastante tiempo y con bastante frecuencia horas en la tienda Tipo, el disco de Anarko nunca estaba allí. Insistía en que lo pidieran, tampoco. Y el día que estaba no me lo llevé. No recuerdo qué me compré aquella tarde pero el caso es que no lo cogí. Volví a los dos días y ya no estaba. Maldita sea. Me he acordado de ello decenas de veces. Tengamos en cuenta que allá por el 98 no había discos en streaming ni en YouTube, ni en Spotify, ni historias. Me quedé sin saber cómo eran el resto de canciones del grupo de ‘Obligación’.

Pasado el tiempo, por fin llegaría el momento de escucharlo entero y aquello era un ciclón de rock duro con tintes metaleros, thrashers, hardcoreta y con mucho de punk de denominación de origen vasco. A todo ello, aportes sutiles industriales y muchas ideas.

‘No Hay Más’ es prueba de ello, una apertura descabalgada, a la que sucedía el ‘Voy a Disparar’, puro Pantera, mientras que ‘Distorsión TV’ es una suerte de afilado thrash a lo Kreator. Más dinámica en su base acelerada, ‘Legado Criminal’ recupera ‘el pogo’ con segundas voces del averno. La primera parte del álbum concluye con ‘No Respiro Aquí’, un medio tiempo de contemporizado riff y un elevado punto técnico en los solos.

Toques electro-industriales, como una lijadora, para el inicio de ‘Dentro Dentro’, que sorprende en la primera escucha con el acelerón de adrenalina del estribillo. El derroche de ideas y variedad, dentro del marco, que soltaba Anarko en su debut, como indicaba más arriba, tienen un punto nítido en ‘Escapar’. Escasa distorsión, voces melódicas, alguna guitarra acústica que se cuela… Para aplaudirles.

Con la misma mala hostia que después se gastarían los hijos bastardos del Papa (seudónimo de Rat-Zinger), ‘Creo En Mí’ es su particular visión individualista del Credo. El estribillo les quedó muy nu metal. Alarde de empaque rítmico para ‘Duele’, mientras que ‘Me Está Jodiendo La Ley’ nos ofrece metal de escuela navarra (ya saben), muy ligada a los tiempos del sello Mil A Gritos, S.A., etcétera.

El final es una locura en toda regla. ‘Bien Machaca Bien’ recupera las voces casi guturales apuntadas en alguna mezcla, con una endiablada velocidad que puede recordar una vez más a Pantera y su conexión con Sepultura o, incluso, Animal. El cierre llega con ‘Guru Guru Pastha Mix’. Un desbarre de electrónica muy típico de la época, a lo ‘Cómeme La Patilla’ de Flitter o todo Bad F-Line.

 

Lista de canciones – tracklist:

  1. No Hay Más
  2. Voy a Disparar
  3. Obligación
  4. Distorsión TV
  5. Legado Criminal
  6. No Respiro Aquí
  7. Dentro Dentro
  8. Escapar
  9. Creo En Mí
  10. Duele
  11. Me Está Jodiendo La Ley
  12. Bien Machaca Bien
  13. Guru Guru Pastha Mix

 

Anuncios

Publicado el enero 18, 2019 en Críticas Remember y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Tú has escuchado a Ortega en ese clásico ya de pregúntale por el Pene…..Así estoy yo con Labuela…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: