No Potable – Mucho Ruido

 

Barro para casa en esta previa de la noche de Halloween, Noche En Negro, Víspera de Todos Los Santos, o llámenlo como prefieran. Los almerienses No Potable vienen con su segundo larga duración que tenía la difícil misión de corroborar las incipientes buenas expectativas apuntadas en su anterior trabajo discográfico, La Vela del Mundo. Pepe Campoy (miembro fundador y la constante de la banda) a la voz, compartida con Diego Teruel “Bombo”, Pedro Artero y Rocky Guevara a las guitarras, Diego Haro y Rafael Llinares en la base rítmica de batería y bajo, respectivamente, y con una sección de viento metal compuesta por Pedro Haro y Juan Gabriel Rubio, la banda se nutre de diferentes localidades de la provincia: Antas, Cuevas del Almanzora, Los Gallardos o Arboleas. Esa dispersión geográfica no les impide llevar una franca trayectoria ascendente, llegando a traspasar hace tiempo los límites provinciales para colarse en festivales como el Weekend Beach de Málaga. Un formato que les viene como anillo al dedo como bien sabe el público de The Juergas Rock Festival (han estado en casi todas las ediciones) y el del Solazo Fest (dos de dos). Mucho Ruido es su confirmación… siempre y cuando te gusten las canciones repletas de vientos, sean épicos o skatalíticos, letras con mensaje social y unas formas que recuerdan a grandes referentes del género, como La Raíz, sobre todo, o los seminales Ska-P, aunque hay arreglos sutiles que recuerdan a otras muchas cosas.

En los once temas que componen este Mucho Ruido tenemos una amplia gama de maneras dentro del registro citado, y también de temáticas, llegando incluso a buscar la emotividad con la lucha contra el cáncer o el amor materno, un tema, claro, que le viene que ni pintado a Agustín de Los De Marras, que presta su voz a dicho corte.

La lista se abre con ‘Ruido’, un tema que ejerce de perfecta carta de presentación argumental (demasiado ruido a nuestro alrededor que nos nublan los sentidos para impedirnos apreciar lo importante). Me quedo sobre todo con el riff de trompeta, marchoso, como casi todos, pero más sobrio y elegante. ‘Dalavuelta’ hace de canto libertario sin caer demasiado en el panfleto y con recuerdo a mayores. Además, le han buscado las vueltas, nunca mejor dicho, para que la canción viaje en varios tempos, break reggae y afección vocal incluida, algo que como decía más arriba es casi una obligación para el grupo. En la misma línea temática, ‘Nuestra Bandera’ es el primer corte con claros vientos épicos, si bien lo mejor sea que tiene también algo de clasicismo en una limpia y canónica línea de bajo ska y un ligero aire cantinero.

En ‘Siempre Fuerte’ tenemos el segundo jirón emocional del disco, mucho más profundo, con un bello canto de esperanza y fuerza para la lucha contra el cáncer. Puede que las formas sean algo previsibles, pero la intención y el buen estribillo hacen que merezca la pena. ‘La Rosa’ es una canción ‘total’, quizá una de mis favoritas del conjunto, puesto que arranca como un medio tiempo más orgánico, para ir ganando presencia de distorsión con el paso de estrofas y estribillo, mucho más rockero y más libre de vientos, que también se agradece. En el corte central, ‘M.A.T.A.’, se nos viene un reggae canónico, que deviene a tempo tribal, donde destaca especialmente las segundas voces que le dan un carácter salvaje de lo más acertado. Una de esas canciones que oxigenan por salirse de lo esperado.

Y si de sorprender se trata, ‘Donde Fuimos Críos’ nos recibe con guitarra española. Lo mejor del tema, además de su esencia de nostalgia cortijera de infancia, es la melodía vocal del estribillo. Con preponderancia funky y un bajo de nuevo en primer plano, ‘La Varita del Hada’ vuelve a presentar una estructura variada, hasta el punto de marcarse el primer y único solo de guitarra del álbum, bastante conseguido, por cierto. Si Extremoduro tiraban de melodías arabescas en ‘Menamoro’, No Potable hace lo propio con ‘Me Enamoré’. ¿Adivinan qué nos faltaba? Sí, un canto de amor a la marihuana que, por lo menos, huye de los tópicos de la hierbabuena, el tempo reggae y todas esas cosas. Hasta podríamos decir que el estribillo tiene su encanto medio rumbero y el remate es más que notable.

En ‘Canto A Las Paredes’ juegan de nuevo con los tempos para darle un rollo swing-cabaret que se acelera con el paso de las estrofas, con un estribillo generoso en distorsión. El cierre llega con el mencionado corte de amor eterno a las madres en ‘La Mejor Del Jardín’, abnegadas siempre en el bienestar de los suyos. Además de plausible intención, destacan los coros infantiles incluidos en la parte final, si bien no lucen lo que debieran. En cualquier caso, No Potable concluyen con un disco que mejora a su predecesor. Otro tema es poder colarse entre ‘el monopolio’ valenciano del género. Por ganas y por intentarlo no va a ser, eso está claro.

La presentación oficial de este segundo trabajo de No Potable será mañana, 1 de noviembre, en el Teatro Cervantes de Almería. Un magnífico escenario para una velada en la que también caldearán el ambiente Limando. No podremos estar para cubrirlo, pero seguro que nos seguiremos encontrando en el camino.

 

Lista de canciones – tracklist:

  1. Ruido
  2. Dalavuelta
  3. Nuestra Bandera
  4. Siempre Fuerte
  5. La Rosa
  6. M.A.T.A.
  7. Don Fuimos Críos
  8. La Varita Del Hada
  9. Me Enamoré
  10. Canto a Las Paredes
  11. La Mejor Del Jardín (con Agustín de Los De Marras)

 

Publicado el octubre 31, 2019 en Críticas Discos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: