Milongas Extremas – El Mismo Cielo

 

Aunque llevaban desde 2008 circulando por las redes sociales y haciéndose un nombre entre los seguidores más inquietos de Extremoduro, los uruguayos Milongas Extremas ‘saltaron’ a la fama en el circuito rockero español en junio de 2015, cuando el propio Roberto Iniesta confesaba que era la única banda que, de alguna manera, ‘toleraba’ que le hicieran versiones a sus temas, en especial por su originalidad y por la frescura de su propuesta. Veamos. Se trata de un cuarteto de guitarras que mantiene un profundo amor por la música criolla de su región y, también, por el poderío del rock y de las letras del extremeño. Como debe de ser en todo aquel que interpreta música, después de darse a conocer por sus versiones, la banda tuvo la inquietud suficiente y necesaria para lanzarse a componer temas propios, que vieron la luz bajo el nombre de Temprano. Un estreno que también les valió para, dado el caldo de cultivo generado en torno a su nombre, realizar una gira por España en varias salas del país. Ahora, regresan con segundo disco de temas propios, llamado El Mismo Cielo que cuenta con la producción del mismísimo Iñaki ‘Uoho’ Antón, que ya colaboró con un solo de guitarra en el disco anterior, para terminar de cerrar el círculo con el que comenzó esta historia. Nueve temas de una calidad indiscutible y de una calidez elogiable, que transita entre el alma poeta, la emoción de los arpegios y la búsqueda de la belleza, con mayor pulsión rockera y más elementos que añadir a su músico, con la elegancia debida.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Aterciopelados

 

El estallido del grunge salpicó a la música en todo el mundo a principio de los noventa y hasta casi la salida de la década, siendo el primero de sus lustros el momento más álgido del género. Ese ruidismo en las guitarras y la actitud belicosa en las formas fueron asimiladas en las escenas de distinta manera y con desigual acierto. En el caso de Colombia, un joven dúo, formado por Andrea Echeverri y Héctor Buitrago, perfilaron lo apuntado en su primigenia banda juvenil Delia y Los Aminoácidos. Llegarían tres años después la trilogía de rock y actitud hardcoreta, pero con fuerte raíz de folclore autóctono, he aquí la original asimilación de la moda imperante, formada por Con El Corazón En La Mano, El Dorado y La Pipa De La Paz, que ya abría la puerta a arreglos más sofisticados y programados, con Phil Manzanera como productor. El cambio se hizo notorio y mucho más patente en Caribe Atómico, que termino de romper las fronteras musicales del grupo, que todavía despacharía un excelente Gozo Poderoso, para seguir su camino con Oye, Río y su último Claroscura, de sonido vigente y actual. Por el camino, muchos discos en solitario, Grammys, mucho activismo social y colaboraciones por decenas. Como tantas bandas del otro lado del charco, grandes ‘desconocidas’ (con mucho respeto las comillas) donde podríamos incluir a gente como No Te Va a Gustar de Uruguay o Café Tacvba de México… entre otros muchos. Hoy vamos con #Mis10de Aterciopelados. Salud. (FOTO: Aterciopelados.com – Juan Andrés Moreno)

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de El Puchero del Hortelano

 

El sábado 17 de octubre de 2015 El Puchero dijo adiós. Casi 18 años de emociones, sentimientos, canciones de género dispar pero con los denominadores en común de la honestidad, de la sinceridad, el corazón, la esperanza, el buen humor, la autocrítica… La vida, en suma. Era la primera vez que el Palacio de los Deportes de Granada ponía un ‘sold out’ con una banda de la tierra. Ni Bob Dylan, oigan. Cerca de 8.000 personas para una noche histórica. Seguidores y amantes de la banda de toda España acudieron al rebato final. El Puchero, como los más grandes, se fueron en el momento más álgido de su carrera, sencillamente porque necesitan nuevas experiencias. Y ahí tenemos a Antonio Arco cimentando una carrera en solitario con dos discos maravillosos y uno tercero que se viene fraguando a golpe de single previo. Una decisión, la del adiós, que cualquier rentista de gráficas de rendimiento calificaría de locura, pero que es respetada con resignación por quienes vibran con sus formas. El Puchero dijo adiós, pero el recuerdo de la última noche permanecerá indeleble y fresco en la memoria para todos los que estuvimos allí. Las luces se encendían en el Pabellón y se apagaron para siempre en El Puchero. Los asistentes elogiaron el esfuerzo, los años, la dulzura y la alegría. Porque su música es ilusión y bondad sin imposturas. Un último concierto mágico, “quién tuviera para vivirlo otros 80 años”. Hoy, le metemos pala al #Mis10de El Puchero del Hortelano que hice en twitter en julio de 2013. Nos sobran los motivos. (FOTO: Marina Ginés para RockSesión)

Lee el resto de esta entrada

En Vela – En Vivo

 

En Vivo es el primer álbum digital en directo de los colombianos En Vela, de los que ya hablamos aquí en su día hace casi tres años con su álbum Viajero. El directo fue registrado y filmado en 2019 en Ozzy Bar de Bogotá. Un álbum que pese a su muy solvente sonido, solo está disponible en las plataformas digitales (Spotify, Apple Music, y Amazon) y todos los videoclips en su canal de Youtube. Es decir, no hay copias físicas. Malos tiempos para los amantes de lo físico, qué apropiado para los tiempos de alerta sanitaria pandémica.  Formados en 2009 en Bogotá, En Vela tuvo el honor de ser la primera banda internacional de El Dromedario Records. De manos del buen hacer del grupo y de la disposición de la discográfica, Latinoamérica y Europa, Colombia y España estrechan lazos una vez más, sirviéndonos esta vez la música como nexo de unión. A nadie se le escapa que el nombre de cabecera de la formación tiene mucho que ver con el rock urbano de nuestra escena, con La Fuga como referente, dando forma concreta al juego de letras con el apellido de su vocalista y líder principal. Y es que muchos de los acordes de guitarra de Sergio Velandia y Augusto Polanía, de las líneas de bajo de Daniel Pérez y los ritmos de batería de Mari Alvarado refuerzan esas influencias que los hacen sentir tan cercanos, tan ‘nuestros’, si se permite el posesivo. El directo consta de los ocho temas de Viajero más dos inéditos.

Lee el resto de esta entrada

Sôber – La Sinfonía del Paradÿsso. Directo en Las Ventas

 

Cierre del círculo el que realiza Sôber con la edición del concierto final de la gira que vino motivada por la reedición sinfónica de Paradÿsso, el disco que hizo tocar la cima de popularidad, crítica y ventas a la banda allá por 2002. Y así debe ser. Cuando un grupo realiza el esfuerzo de realizar adaptaciones sinfónicas de su repertorio, como la realizada por la Orquesta de Cámara de Siero, con dirección de Manuel Paz en aquel disco de estudio, qué menos que marcarse una grabación en vivo como sueñan casi todos pero solo hacen los muy grandes. En España no tenemos demasiados casos y los que hay, por lo general, han sido bastante modestos. Destacaría, junto a Sôber, las de Celtas Cortos en In Crescendo (quizá ‘fácil’ por la ya de por si instrumentación característica de la banda) y la de WarCry. Y tiene mérito lo de la banda del acento circunflejo porque si ya es complicado de por sí el mundo de los directos en estos tiempos donde todo el mundo ‘da por fichado’ con ver a los grupos una hora en un festival, más si cabe si hablamos del montaje escénico y de personal que requiere un concierto sinfónico. Así que, entiendo, que debe de haber mucho de autorrealización y gustazo personal en todo lo que rodea a esta sublimación de los once cortes de Paradÿsso y otros cinco temas que completan el repertorio, sumando dos a aquella visión del estudio. La guinda viene con colaboraciones, escasas pero emotivas por distintos motivos, como las de Morti, Ruth Lorenzo, Alberto Marín y Manuel Reyes senior, además del popular Jorge Marrón.

Lee el resto de esta entrada

Bunbury – Posible

 

Costumbre para los seguidores, necesidad para el artista, lleva Enrique Bunbury reinventándose en cada uno de sus trabajos discográficos de estudio desde que decidiera poner fin al camino del exceso de Héroes. Sobran los motivos, que diría el autor de su última versión (Donde Habita El Olvido en el Tributo a Sabina), para reconocerle méritos pero, sin duda, el hacer que una legión de seguidores en todo el mundo siga con la atención de siempre cada uno de sus pasos pese a la amplia gama de registros alcanzados es un caso casi único en la escena musical. Por eso, también porque siempre se ha caracterizado por una visión adelantada a su tiempo, sumen su inquietud constante y, por último, porque de conformista ha tenido bien poco, su actitud encomiable le ha valido cierta unanimidad en el aplauso (que no es nada fácil en estos tiempos): te puede gustar más o menos su nueva propuesta, pero siempre se cimenta en la búsqueda, el conocimiento, la experimentación testada y mucho seso detrás. A ello, hay que añadir que a Enrique le ha sentado bien el cambio de decena. No le gusta que comparemos sus discos en términos de mejor o peor pero, considero que es algo objetivo, la curva vuelve a dibujar una trayectoria ascendente, superando incluso la emoción contenida de un Expectativas de por sí sobresaliente. Con Posible ‘se saca’ de alguna manera la espina de los sintetizadores y la electrónica, refuerza la mirada circunspecta de su predecesor y aumenta la oscuridad propia de quien ve la vida con cierto desencanto romántico que impone el paso de los años, pero siempre manteniendo el halo de luz que da la bondad.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Leonard Cohen

 

¿Dónde está la salvación que el mortal busca?, cantaba Roberto Iniesta en una de las canciones viscerales de los primeros discos de Extremoduro (a quienes este fin de semana, entre otras cosas, debería haber visto por tercera y cuarta vez en esta aplazada gira de despedida). Quizá la única manera sea conseguir el tres en raya que supone la paz de corazón, cabeza y alma. No es poca cosa si por el viaje llevas acumuladas ‘muchas lanzas’, como canta el otro poeta Kutxi Romero con Marea, “y sus trozos fabricaron mi esperanza, tan sedienta porque al fondo de mi alma hay un pozo pero la soga no alcanza”. #Mis10de hoy vuelven a ser una necesidad. Quizá mi vida entera esté en esta web y en otras creaciones musicales a las que les doy acceso a muy pocos elegidos. Culmino la presentación con un fragmento del artículo que escribí por la muerte del canadiense, que también os comparto también aquí, al completo: Vivo con la obra de Leonard Cohen desde que tengo memoria musical. Me es grato ir encontrando a personas que, sin saber por qué, sintieron fascinación por él también desde niños. Entonces no se entienden los motivos, claro, pero da una sensación de comunidad reconfortante. Uno de los ilustres de esa lista es Igor Paskual, pero también muchos amigos tuiteros que durante años han confesado esa iniciación. Como en el caso del músico, fue mi madre la que lo escuchaba con frecuencia y, como mi tocayo Krahe, forma parte de mis recuerdos de las tardes de colegio mientras hacía los deberes (sin quejarme, sin quejarse). Ironía fina, tanto Krahe, como Cohen: voces cavernosas, cantantes tardíos, por casualidad hasta la H intercalada y, de postre, Javier casado con una canadiense. Recuerdo un casette, una cinta, ‘de las buenas’, de las negras, con sonidos que nunca le había escuchado a nadie. Llévenme al final.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Estirpe

 

La música cubre en miles de ocasiones necesidades emocionales que otras cosas no logran alcanzar. Así, llevo unas semanas aprovechando eso para traer aquí a bandas que a lo largo de los años, que ya son muchos, han supuesto una descarga y sacudida en distintas direcciones. Lo hice con EUKZ y Radiohead la semana pasada y hoy, sábado, de nuevo día para nuestra escena, nos vamos con una de mis bandas fetiche y, siempre diré, del todo infravaloradas cuando tienen incluso elementos que le permitirían andar en lo mainstream si no fuesen de Córdoba. Funk, metal, arreglos líricos, electrónica, emoción descomunal, algo de rap… Una coctelera explosiva capitaneada en la voz por Mart, el hijo de Manuel Martínez de Medina Azahara. Más de quince años me costó conseguir poder verles en directo porque en el circuito de salas lleva casi ese tiempo agonizando y porque los grandes festivales que he cubierto siempre los han ignorado. Pero quien los probó lo sabe. Somos pocos, pero lo sabemos. Estirpe llega hoy con diez dardos (tienen más, os lo aseguro) que escucho a todo volumen para fundirme con sus melodías vocales, sus metales, sus guitarras y su batería. Si los conocen, disfruten. Si no los conocen y quieren dedicarles 45 minutos, sean bienvenidos. Cuando pienso en abandonar esto, y van unas cuantas y cada vez con mayor intensidad, siempre recuerdo “que no tengo más aspiración que morir viviendo el rocanrol”. (FOTO: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada

Desakato. Concierto en streaming. 4 de junio

 

No han sido los primeros, pero sí pasan por ser ‘pioneros’ en la escena de nuestra escena rockera independiente en hacerlo. Los asturianos Desakato, a los que les cogió la salida de su nuevo disco y la colección de fechas para presentarlo en pleno estallido de la pandemia, apostaron por realizar un concierto en streaming para presentar en directo buena parte de esas canciones y aderezarlo con una selección de sus temas más habituales. La diferencia es que no era una forma de pasar el rato en un live de Instagram o Facebook, sino pasando por taquilla (6 euros, de mano de Wegow y El Garaje Producciones). Y, claro, con Desakato ya se sabe. No hay ni un solo paso en el que no midan la calidad de lo que ofrecen. Lo han hecho con cada disco, con cada gira, con cada diseño. Por ello, nada de una cámara fija y a volar. Cuatro cámaras, realización de gran nivel, una escenografía creada para la ocasión y, espectacular, un sonido de auténtico lujo. El concierto tuvo lugar ayer en sus OVNI Estudio. La banda lo cifra en más 1.300 personas aunque en la retransmisión hubo un pico de 1.200 espectadores tras un pequeño microcorte (se me escapó la captura), la imagen fija constante se situaba en 1.100 seguidores, que pasaron una noche incendiaria con una banda en estado de gracia. Su dato es el más fiable porque ellos sabrán los tickets vendidos. En cualquier caso, la cifra habla de conexiones, porque en cada casa (y consta por vídeos, habría más de un espectador, claro). La sensación de directo, está claro, es mucho mejor y mayor que ver un DVD. El sonido les salió espectacular.  No debe ser el futuro, pero calma las necesidades de todos. De la banda por tocar, de su equipo por generar ingresos (llevaban sin conciertos desde noviembre, cuando empezó la grabación de La Miel De Las Flores Muertas) y de los seguidores. Las cosas bien hechas, hay que elogiarlas.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Radiohead

 

Aunque en esta casa le damos sobre todo al espectro nacional, los domingos nos reservamos la mirada al circuito internacional con la sección de #Mis10de. Y, después de darme el gusto de reeditar a El Último Ke Zierre, EUKZ, ayer, su compañero de baile también es una debilidad personal hasta el punto de que es uno de esos pocos grupos extranjeros que escucho con la misma habitualidad y con el mismo conocimiento de causa que grupos de nuestra escena. (En esa categoría, ya saben los viejos del lugar, incluyo a Muse, Mastodon, SOAD, Rammstein, Zeppelin, Manson, Metallica, Dylan, Cohen…) Y es que Radiohead siempre me ha servido para estimular emociones y conexiones cerebrales donde no llegan otros grupos. Esa es la grandeza de la música cuando te dejas absorber por ella, cuando su esencia te atrapa. Quizá por eso mi alta estima a la banda de Thom Yorke y compañía, que inicialmente se iban a llamar On A Friday. Llegan donde otras no y, cuando quiero esas sensaciones, no tienen casi rival. Además, comulgo con ellos en el punto intermedio. Sí, me gustan los primeros discos, más guitarreros, que tendrán fuerte presencia en la selección, pero su progresiva experimentación electrónica y la ruptura de los estándares completaron mi admiración por ellos. Sí, OK Computer es uno de los mejores discos de la historia, pero para mí Kid A se lleva poco con él, y Amnesiac es una delicia. Sea como fuere, cerramos mayo con #Mis10de Radiohead. Que lo disfruten.

Lee el resto de esta entrada