Arco – 100 Veces

Hay varias reglas máximas en esta casa que conviene recordar para los recién llegados. Una de ellas es la de que aquí aparecen, el 98% de las veces, discos que me llaman lo suficiente la atención para bien como para que merezcan ser conocidos por más oyentes y/o álbumes de las bandas más punteras de la escena rockera independiente (que no indiependiente). Por eso es poco frecuente que leáis una crítica en la que ‘despiece’ a algún grupo por amor al arte, por el escarnio. Mejor siempre construir que destruir. Por otro, también en esta casa somos respetuosos con quienes nos han movido el corazón de forma límpida, directa e inolvidable, otorgándoles para siempre la reverencia del buen recuerdo. Luego, con el paso de los años, podrá gustar más o menos sus pasos, sus devaneos, su evolución, especialmente crítica en aquellas casuísticas en las que, como es el caso, hablamos de emprender una senda en solitario, dejando atrás el camino con la banda madre. Antonio Arco fue durante casi dos décadas la voz inconfundible y motor principal de El Puchero del Hortelano. En su momento de más éxito popular, llegando incluso a tocar en ‘prime time’ en uno de los escenarios principales de Viña Rock, el grupo decidió poner fin en un inolvidable concierto en su Granada natal en octubre de 2015. Allí empezaba, aunque venía haciéndolo ya y es sin duda lo más honesto, romper el camino si tu cabeza ya está en otro sitio, la senda en solitario que, por el momento, nos ha despachado ya tres discos: Uno, que fue Oro en los discos del año de la web en 2016, y Abril, que repitió medalla en los de 2018, y este 100 Veces que nos ocupa hoy. ¿Repetirá? Lo vemos el 5 de enero.

100 Veces es uno de esos álbumes, y sobre todo la pregira prevista para primavera, que se han visto marcados por el episodio del confinamiento y las restricciones posteriores a la cultura. Pese a todo, su energía, como es habitual en el autor, es tal que escucharlo hoy lo hace parecer ajeno a todo ello, pese a que incluye una canción no prevista alusiva a ello. De nuevo confía Arco (voz, coros y guitarras españolas) en su mano derecha Tato Latorre, que firma producción, los arreglos de todas las canciones, además de pianos, teclados, programaciones, guitarras y bajos. La banda se completa con Ezequiel Olmo ‘Zeke’ en baterías y percusiones. Entre las colaboraciones, Javi Moreno, batería en ‘Debo’, de Iván Torres de Efecto Pasillo en ‘La Dorada’, de Rayden en ‘Quisiera’ y de Diana Navarro en ‘Puede’. El álbum fue grabado en La Sucursal ST Madrid y Barcelona y la mezcla es de Tomi Pérez y Tato en Boo Boo’s Music y La Sucursal ST Barcelona, con máster de Tomi Pérez.

Demostrado durante años, tiene Arco varias facultades para esto de la música, que le han llevado a ser un autor de lo más respetado para cualquiera que conoce su ya extenso legado. Una de ellas es la transparencia que confiere una bondad notoria apenas que uno comparte conversación con él unos minutos o se intercambia cuatro mensajes. Ese verdad hace creíble cada uno de sus textos que, aquí viene otra, consiguen siempre reconstituir desde el daño, hace de las letras con más pena una suerte de exorcismo a compás y lo mismo se marca un repertorio tirando a típico cantautor de ascendencia rockera que se torna accesible con ritmos más festivos. Pero la esencia, siempre.

En esos territorios alegres en las formas se mueve la primera parte del disco aunque, como digo, eso no esconde la espina en el corazón, como ocurre en ‘Debo’. Una magnífica apertura con una melodía vocal adictiva y creciente sobre unos acordes sobrios sobre un tempo constante de programaciones. El desarrollo del estribillo generoso en letra es todo un dardo en el centro del corazón por más que la ‘vestimenta’ intente aligerar el poso. Más descarada es ‘La Dorada’, con Efecto Pasillo, que se marca un estribillo alatinado y ‘Las Ideas’, de un pop lumínico y muy acentuado en el riff circular del estribillo aunque, por suerte, con mensaje siempre. El primer tercio del álbum se completa con la colaboración de Rayden en ‘Quisiera‘, muy valorado en su género y que, de alguna manera, amplía la paleta de colores a uno y al otro. Un ejercicio reposado que, pese a todo, se hace algo desnaturalizado para mi gusto.

Las programaciones más potentes y quizá la última canción ‘aperturista’ de 100 Veces es ‘No Hay Más’. Eso sí, la letra es puro Arco hasta en el desarrollo del fraseo. La canción muy rítmica y percutida en su estribillo sencillo funciona en su concreción, puesto que el corte no llega a superar los tres minutos. Justa medida. Y para los que, enamorados de los dos primeros discos, echaran de menos la distorsión guitarrera, aparece ya a lo grande a partir de ‘Cuarto y Mitad’, el sexto corte, para no dejarnos ya en casi todo el resto del álbum. A la hechuras rockeras, mensaje abierto “Y todo lo que vendrá, si seguimos unidos, no nos frenará. Ya te quise, ya te quiero y te quiero querer (…) Confiemos en la vida que lo de ha de ser, será”.

La segunda parte del disco se abre con la gran balada del disco, ‘Puede’, que nos trae la tercera gran colaboración, la de la malagueña Diana Navarro. Varias cosas que apuntar. La letra es casi con toda seguridad la mejor del conjunto, superando incluso a ‘Debo’. Por otro, la colaboración de Diana está en su línea pero considero no debería empezar tan alta en el primer estribillo (o quizá retener más la jugada) porque su propia tesitura la obliga a subir todavía más en los sucesivos desarrollos, lo que la lleva a unos niveles quizá excesivos para la reflexión del texto. Apreciación personal. Por otro, no hubiese estado de más añadir como bonus track una versión solo a piano o solo a guitarra, con sola una voz, porque ya digo que la letra es tan intensa (“sólo sé que si es contigo no me importará perder”) que merece quizá una mirada mucho más desnuda y descarnada, como la que vendrá en el corte final, como ahora veremos. El bloque del segundo tercio se culmina con el rock fresco de ‘Por Ser Tan Necio’, que se hace más ligero en los fraseos, con arreglos latinos, pero que corre y rasguea las eléctricas en el estribillo.

‘Los Que Marchan’ es un tema no previsto para el álbum, compuesto por Arco en los tiempos más duros del confinamiento y cuando los datos de fallecimientos nos helaban la sangre, como lo hace ahora mientras los reproches políticos interesan más que las personas. “Hoy no paro de pensar en todos esos que se van en soledad. Los que se marchan sin poderlos abrazar”. ‘Platón’ parece ser una moneda de la misma cuña que ‘Cuarto y Mitad’, si bien desde la visión de la cruz y no la cara. Las formas vuelven a dulcificarse con unos teclados y coros que pretenden ‘modernizar’ el resultado. Sin duda, preferiré la versión en directo.

El cierre de inéditos llega con ‘El Día Al Despertar’, otro corte de tendencia rockera, esta vez más directa y sin complicaciones innecesarias. Como guinda, Arco recupera el ‘Ochenta Años’ de El Puchero, desnuda a guitarra y voz (sin coros y sin los arreglos de cuerdas de la original en Candela). Una versión perteneciente a la Banda Sonora Original de la película documental ‘Octavas’ y de las que explican por qué ese debido respeto perpetuo a su creador.

Así, Arco da un paso valiente, quizá no esperado, en este 100 Veces, quizá demasiado complaciente para la escucha fácil, pero sin alterar la forma de contar historias. ¿Punto de inflexión? ¿Sólo un paso más en un largo camino? Tiempo dirá. Lo que avanzamos ya es que seguirá contando con nuestra espada.

Lista de canciones – tracklist:

  1. Debo
  2. La Dorada (con Iván Torres, de Efecto Pasillo)
  3. Las Ideas
  4. Quisiera (con Rayden)
  5. No Hay Más
  6. Cuarto y Mitad
  7. Puede (con Diana Navarro)
  8. Por Ser Tan Necio
  9. Los Que Marchan
  10. Platón
  11. El Día Al Despertar
  12. Ochenta Años (Banda Sonora Original del Documental ‘Octavas’

Publicado el octubre 13, 2020 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: