Rosendo – Directo en Las Ventas 27-9-14

166 RosendoCasi por sorpresa llegó el anuncio de la grabación de este directo. No por la premura en el tiempo, sino porque el del Palau de la Música estaba tan fresco en el tiempo (pese al poco recorrido que tuvo, por cierto), el Vergüenza Torera ni siquiera había cumplido un año, porque además se anunciaba con numerosos artistas invitados… Sonaba a plan ambicioso que contrasta con la modestia intrínseca de Rosendo. La expectación fue brutal y casi un mes antes del concierto ya se habían agotado las cerca de 17.000 entradas. Una pasada. Kutxi Romero, su hijo Rodrigo Mercado, Luz Casal, El Drogas, Fito Cabrales y Miguel Ríos fueron los invitados en una noche que pintaba a histórica y que, a tenor de lo visto, fue así, de manera progresiva, sin quererlo, como al propio Rosendo le gustan las cosas. Esta es nuestra visión, lo más sucinta posible, de este trabajo que, como mandan los cánones, incluye el concierto íntegro en doble CD y DVD.

Como decía, tras ver el DVD (no pude estar en la cita) me surgieron numerosas cosas que comentar que intentaré condensar al máximo. En primer lugar sobre la oportunidad de la grabación. Rosendo cumplió 60 años en febrero de este año. Matemáticamente es innegable que cada vez está más cerca el final de sus giras extensivas, de tocar en los máximos sitios posibles. El propio Rosendo ha afirmado que cuando él empiece a sentir que algo no va, que está haciendo el ridículo, se bajará (por suerte, no dijo que dejará de grabar discos, lo que consuela un poco). ¿Es posible que este sea el último DVD en directo del jefe? Quiero creer que no, pero la opción, las formas, los invitados… pueden inducir a temerlo.

Sobre el repertorio llaman la atención varias cosas. En primer lugar la gran consideración al último disco. Es cierto que se enmarca en la gira claro, pero la noche de Las Ventas fue más larga que cualquier otra actuación. De las cinco canciones más que sonaron, una fue del Vergüenza Torera, pasando de las seis que solía alternar en la gira a siete, y los otros son la entrada lógica de ‘Se Acabó’, elegida en reconocimiento y homenaje a Chiqui Mariscal y Tony Urbano, casualmente fallecido justo un mes antes de la cita, el añadido recuperado de Leño (el habitual de la gira fue ‘Qué Desilusión’, que fue cambiado por ‘Entre Las Cejas’), ya que añadieron ‘Sorprendente’, y principalmente llaman la atención  las entradas de ‘Sufrido’ del Veo, Veo, Mamoneo (a la postre elegida como single de adelanto) y ‘De Nada Más’, una joya oculta e infrecuente del A Las Lombrices.

La distribución del repertorio demuestra muchas cosas. Que solo un artista como Rosendo puede permitirse una entrada de un concierto de rock con un blues tranquilo como ‘A Donde Va El Finado’ y la indolente ‘Listos Para La Reconversión’. Que aunque toque piezas recientes, la devoción es la misma. Y que cuando toca a rebato tiene tralla para aburrir. Porque, de hecho, la última hora de concierto, casi correspondiente con el CD 2, es una escalada constante en la que cada una de las canciones parece que va a servir para cerrar el concierto. En este sentido, aplaudo y me congratulo por el peso y poso adquirido por ‘Amaina Tempestad’, la mejor canción de Rosendo en la última década. Como prueba, su ubicación entre ‘Flojos de Pantalón’ y ‘Agradecido’, entre Fito Cabrales y Miguel Ríos.

Ese es otro tema, las colaboraciones. Creo que la de Kutxi viene a ser la más floja de todas (alguna tenía que ser). La de Rodrigo está bien integrada con ‘Se Acabó’. La de Luz Casal es emotiva. La de Fito una pasada. La de El Drogas creo que el tema está mal elegido y la de Miguel Ríos es pura historia viva.

Desmenuzamos varias cosas. En primer lugar habla sobre la fidelidad de Rosendo. Luz Casal y Miguel Ríos. Más de 30 años después de la gira de ‘El Rock De Una Noche de Verano’, que les sirvió para compartir tantas cosas, la relación sigue tan fuerte y estrecha como para que el jefe los vuelva a reunir. En una noche especial no podían faltar dos personas fundamentales en la gira más mastodóntica hecha en nuestro país. También se deja sentir esa unión con El Drogas. Después de producirle un par de discos y de presionar a una discográfica para poder publicar temas que fueron censurados, explica que su carácter de invitado no es de cara a la galería. En el caso de Fito y Kutxi Romero hablamos de dos artistas que han mostrado su devoción absoluta al jefe. En el caso de Romero siempre afirma que la historia del rock español se basa en las patas de Leño, Barricada, Extremoduro y… Marea. (Una afirmación bastante rebatible, pero ahí está), pero más plausible me parece lo de Fito. Demuestra que quien tuvo retuvo, que es capaz de marcarse un solo descomunal y cantar con la rabia de antaño, esa que a veces se echa en falta. La interpretación de ‘Flojos de Pantalón’ es una delicia. Además de dedicarle aquella ‘Si La Tocas Otra Vez’ en el 94 realizó una excelente adaptación musical repleta de calidez al ‘Mientras Tanto’ en su disco Los Sueños Locos. Música para Rosendo. Viendo el resultado que se produce cada vez que se juntan yo les pondría a hacer un disco tocado por Fito y cantado por Rosendo pero ya. Y, más aún, si prima la calidez.

Porque Rosendo, y voy a una de las conclusiones finales, debería atreverse a ello. A Reincidentes casi los lapidan por marcarse un disco de clásicos en versión acústica, pero creo que la voz y textura de Rosendo, que va perdiendo el miedo a mostrar su fragilidad como demuestra en ‘A Remar’ (tanto en estudio como en directo), pide a gritos un disco así y por qué no una gira completa. Es posible que quizá sea ese el camino de aquí a unos años, reinventarse a lo Waits, a lo (salvando las distancias y entendiéndose el símil) Leonard Cohen.

Por realizar un apunte más y para que la colección de invitados hubiese sido casi perfecta (está claro que hay muchos coetáneos de los 70, 80 que también caben, véase la gente de Asfalto, Topo, etc), destacaría dos nombres. Uno. Robe en su condición de ser el heredero que ha llegado más lejos en reconocimiento popular. Más aún cuando Rosendo le cantó en ‘La Canción de los Oficios’ y tuvo más de un guiño de apoyo a principios de los noventa. Desde mucho tiempo antes se sabía que Extremoduro tenía fecha en Valladolid aquella noche… Quedará para la duda saber qué hubiera pasado de no ser así. Y, por otro lado, su alter-ego en el punk. Es decir, Evaristo Páramos. ¿Se planteó? ¿Fue inviable? ¿No hay sintonía? No lo sé. Pero creo que hubiesen sido dos guindas perfectas, de reconocimiento, de apoteosis.

Y su banda. Sería imperdonable terminar una crítica con perspectiva de este álbum sin hacer mención al enorme papel de Mariano Montero y Rafa J. Vegas. El primero se ha asentado desde el A Tientas y Barrancas (uno de mis discos favoritos de Rosendo, por cierto), a base de una solidez descomunal. A veces se permite alguna filigrana discreta, pero lucida (salvo el doble ritmo de ‘En Agua Caliente’ al que no termino de cogerle el gusto, pecata minuta). El segundo, además de haber ganado con los años una presencia escénica descomunal (veáse el DVD en directo de Rosendo de 1989) por su capacidad y soltura creciente. Detrás de los majestuosos solos de Rosendo (especialmente brillantes los del primer tramo del directo) está su capacidad de no fallar nunca. Dos personas que han sabido acompañar con la discreción necesaria a su gran estrella. No es fácil pero lo consiguen y con nota.

Y sobre Rosendo, qué decir. Supongo que quienes estuvieron allí aquella noche lo vivirían igual, pero en cualquier caso es recomendable ver el DVD por algo tan sencillo como la ilusión. Es cierto que comienza algo frío, que la voz parece no aguantar en las primeras canciones, que no está cómodo, pero poco a poco el jefe se calienta y sus ojos brillan. Suena cursi, pero qué cojones, es así. Se emociona, es feliz y sonríe como un niño. Y ver así, entregado y sincero, a un tipo con 60 años, que lleva más de 40 sobre un escenario qué queréis que os diga, me emociona también. El primer momento ‘duro’ en este sentido es el encogimiento de hombros que hace el propio Rosendo al terminar ‘Se Acabó’. No hay palabras, el gesto lo dice todo. A partir de ese momento la escalada es progresiva y con él el descontrol y esa sensación de que fue una noche tan mágica que dudo que pueda haber nada igual.

O sí. Rosendo y el tiempo que nos dure en escena lo dirá.

PD: Las emociones que transmite este DVD ya me han hecho perdonarle que dijera que no a una propuesta de entrevista en diciembre del año pasado.

 

En Spotify.

Tracklist:

  1. A Donde Va El Finado
  2. Listos Para La Reconversión
  3. Cosita
  4. Al Lodo Brillo
  5. Ni Fu, Ni Fa
  6. Delirio
  7. Hasta De Perfil
  8. Salud y Buenos Alimentos
  9. Cada Día
  10. Cuando
  11. Muela La Muela – Kutxi Romero
  12. De Nada Más
  13. A Remar – Rodrigo Mercado
  14. Se Acabó
  15. Entre Las Cejas – Luz Casal
  16. Sufrido
  17. Vergüenza Torera – El Drogas
  18. En Agua Caliente
  19. Flojos De Pantalón – Fito Cabrales
  20. Amaina Tempestad
  21. Agradecido – Miguel Ríos
  22. Sorprendente
  23. Masculino Singular
  24. Pan De Higo
  25. Loco Por Incordiar
  26. Y Dale
  27. Majete
  28. Navegando
  29. Maneras De Vivir – Todos los invitados

 

Más de Rosendo en RockSesión:

Rosendo – Auditorio Maestro Padilla

Rosendo – Vergüenza Torera

Rosendo – Loco Por Incordiar

Sobre la biografía de Leño

 

 

Anuncios

Publicado el diciembre 15, 2014 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. El momentazo de “Se acabó” y el dúo con Fito en “Flojos de pantalón” ya son pura historia del rock español. Eterno el jefe y Leño pa’ siempre!!

  2. Totalmente de acuerdo en tu opinión sobre “Amaina tempestad”. Gran critica, enhorabuena!!

  3. Si “Amaina tempestad” se hubiera escrito en los 80 ó 90 estaríamos hablando de una de las mejores canciones del rock nacional. Buena elección del Boss de Carabanchel intercalándola entre dos clásicos.
    Enorme concierto que queda para la posteridad, esperemos que quede Rosendo para tiempo, y si, que se anime a hacer un disco acústico y gira más íntima.
    Una pena la canción del Drogas, hubiera encajado mejor en algunas de las que ya cantaron en la gira de otra noche sin dormir.
    Del Kutxi mejor no meterse mucho…mira que ponerse a ellos mismos por encima de Platero o los Suaves, en fin.

  4. Increíble, no se me ocurre mejor palabra para definirlo. Un directo perfecto.

  1. Pingback: Lo Más Leído de 2015 en RockSesión | RockSesion

  2. Pingback: El Drogas – Un Día Nada Más | RockSesion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: