Archivo del sitio

Robe. Murcia. 15 de octubre

La plaza de toros de Murcia fue anoche escenario de una nueva parada de la gira Ahora Es El Momento, con la que Roberto Iniesta y ‘sus Robe’ se están reencontrando en directo con el público cuatro años después de la gira Bienvenidos Al Temporal en su doble formato (el de teatros y el de recintos al aire libre posterior. Era mi tercera cita con ellos tras estar y cubrir el inicio de la gira en Granada y su tercer concierto de la lista, tras el de Valencia, en Rivas Vaciamadrid. Como he explicado en más de una ocasión aquí y en mi cuenta personal en Twitter, en la medida de lo posible me gusta repartir asistencia en las giras de grandes de nuestro rock como Fito, Marea o el propio Robe o Extremoduro para ver cómo evolucionan las canciones y cómo va rodándose la banda. (Especialmente palpable fue la citada primera gira de Robe). Así, tras los primerizos conciertos comentados, tras siete más (Fuengirola, San Fernando, Sevilla, Mérida, Santander, doble Plasencia) anoche tocaba viajar a Murcia. Y sí, lo cierto es que se nota el rodaje porque la banda está cada vez más a gusto. Las interacciones ‘ensayadas’ o ‘programadas’ se mantienen pero se gana en miradas y bromas internas constantes durante la actuación. Le han dado muchos ‘palos’ a Robe por aquello que dijo en la rueda de prensa sobre que ahora siente que es más un grupo que nunca. No hay nada más que verlos en escena para saber de qué habla. Y, cómo tuvo que aclarar, eso no significa que los músicos que ha tenido a izquierda, derecha o detrás fuesen peores. Por dar el ejemplo básico más claro, es como decir que un determinado equipo juega más como equipo y otro es de individualidades. Entrado y salido de este jardín, concluiré la introducción reforzando las ideas de que el grupo está de dulce, que Mayéutica es una bestialidad que se pasa volando y eso hace que la gira sea de lo más adictiva. Que visto el inicio y el ecuador, dan ganas de irse a Barcelona al fin de fiesta, vaya.

Lee el resto de esta entrada

Robe. Rivas Vaciamadrid. 11 de septiembre

Quiso el calendario que el segundo de mis potenciales conciertos a los que asistir a la gira ‘Ahora Es El Momento’ de Robe fuera apenas una semana después del primero de ellos (con el que, eso sí, tuve la fortuna y el don de la oportunidad de ser el inicio de gira, como fui contando en mi Twitter personal, que ya es noticioso por sí mismo). De manera genérica, con Extremoduro y Robe siempre intento cubrir un concierto al comienzo, otro a la mitad y otro a final de gira, por ver cómo evoluciona el rodaje de la banda o como van puliendo o tomando vida propia las canciones. Algo que se plasmó de manera muy evidente en la última de Extremoduro y, especialmente, en la anterior de Robe, por motivos físicos lógicos, además, si tenemos en cuenta que los primeros conciertos eran sentados (por voluntad propia, qué tiempos) en teatros y la segunda de pie en recintos al aire libre y más grandes. Así, siete días después del flamante estreno en Granada del que os di buena cuenta ya y uno después de su paso por Valencia, donde agotaron también las localidades a la venta, Robe se plantó en su escenario habitual en la última década cuando tiene que actuar en Madrid, atrás quedaron los conciertos ‘pabelloneros’ en la capital. Quizá sea un poco ‘cruel’ decirle a alguien que estuvo anoche y que solo va a ir a uno que su concierto con el que tanto flipó pudo ser mucho mejor pero, habiéndolos visto la pasada semana, objetivamente es así. Otra cosa son los motivos que provocan eso, en este caso externo a la banda, que sigue estando igual de fina. El brillo no fue el mismo, aunque la celebración del regreso fue igual de intensa. Ahí va un intento de explicar las claves de la velada donde siempre gana Mayéutica. (FOTOS: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid).

Lee el resto de esta entrada

Robe. Gira Ahora Es El Momento. Granada. 4 de septiembre

Y la música habló. Y de qué manera. Granada fue el lugar en el que Robe volvía a subirse a un escenario, cuatro años después de la conclusión de la gira Bienvenidos Al Temporal. Cuatro años, “unas Olimpiadas” me decía él en la primera de las entrevistas que ha concedido estos días. Por el camino, un disco que, más que nacer, brota por sí solo y que mantiene guardado porque entiende que es necesario despedir antes el nombre de Extremoduro. Después llegaría la pandemia, los confinamientos y situaciones nunca antes vistas en nuestro pasado reciente contemporáneo y muchas incógnitas sobre cuándo se volverá a la normalidad. Si es que un día se vuelve… Y si es que lo de antes podría denominarse ‘normalidad’. Pero ese es otro tema. Cruce y desavenencias públicas en torno a los aplazamientos y finalmente cancelación definitiva. Un álbum sobresaliente. Una colección de fechas con los dedos cruzados y con el móvil siempre al lado por si cambian de un día para otro las circunstancias en el territorio del concierto. Una locura, parece que poco transitoria. Granada abrazó a Robe y su banda, objetivamente impecable y deleitante con un ‘entradas agotadas’ que casi acabó siendo doble, después de que se ampliaran las localidades tras la primera estimación de aforo. Valencia y Madrid han seguido el mismo camino y todo apunta, después de lo vivido anoche y cuando empiece a funcionar el boca a boca, a que todos los conciertos van a tener el mismo resultado. El espectáculo, sin el menor atisbo de duda, lo merece. Una hora y cuarto para la primera parte, algo más todavía para la segunda. Más de dos horas y media (sin contar el parón) con la magia de un hombre que ha tomado una decisión valiente, dolorosa para miles de seguidores, y que va a obtener en esta gira la mejor de las recompensas: el triunfo de la música. Porque anoche la música habló. Y de qué manera. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión. Las fotos se pueden usar libremente citando de manera obligatoria el autor y el medio de comunicación al que pertenece).

Lee el resto de esta entrada

Sorteamos un disco de Robe, ‘Mayéutica’

“Andar, lo que es andar, anduve / encima siempre de las nubes. / Saltando sobre el fuego de una hoguera / de una noche de San Juan. / Y otra primavera / que ha tenido que marchar”. Robe, ‘Del Tiempo Perdido’.

Hoy, día de San Juan, en el que los mediterráneos y atlánticos que tenemos el mar en el horizonte tendríamos que tener fresca en la nariz el olor de la hoguera, que algunos también saltamos, y en la piel la resaca de sal nocturna si no viniéramos del segundo condicionado por el Covid, es un buen día para abrir este sorteo que tenía programado para hace unas cuantas semanas. Mientras la cosa se recupera, se va viendo la luz ya al final del túnel, los aforos aumentan de manera progresiva y se vislumbra un 2022 mucho mejor, los seguidores de Robe (a solas) esperan señales para lo que será su gira de otoño, que estará ceñida a formatos más ‘teatros’, como la anterior, y programar algunos recintos abiertos más para la segunda parte de la gira. Otros muchos de ellos (los menos sectarios), seguiremos cruzando los dedos para que se reconduzca la situación con la de Extremoduro y, sea cuando sea, podamos cantarlos una vez más. (Un par de proyectos personales, que ya serían públicos, se han visto retrasados por toda esta vorágine).  Mientras todo eso, en RockSesión sorteamos una copia de su último disco. El plazo para participar en el concurso empieza hoy, 24 de junio, y concluirá el próximo martes, 6 de julio, a las 23.59 horas. El miércoles, 7 de julio, comunicaremos el ganador. ¿Quieres participar? Es bastante sencillo, solo son dos pasos.

Lee el resto de esta entrada

Robe – Mayéutica

Podría haber escrito esta crítica en la tarde del pasado jueves, 29 de abril, pero creo que a las cosas hay que darles el trato, el mimo, el cuidado y la atención que merece lo que te están ofreciendo a cambio. Por una cuestión de justicia. Imaginen, si no, en una relación interpersonal, si la respuesta a la entrega y necesidades de uno es la indiferencia del otro… No hay igualdad ninguna, ni quien lo soporte. Y hay mucho que comentar de la obra, además de por el contenido en sí mismo, por ese otro inevitable ejercicio de escudriñamiento entre si Extremoduro o Robe y demás zarandajas. Aunque esta vez ha sido incluso el propio autor quien lo ha acentuado si tenemos en cuenta que explica en el libreto que el álbum nace como continuación de La Ley Innata, posiblemente, el mejor disco de la historia del rock español. Yo, que ando en muchos foros, grupos y demás historias sobre Robe y Extremoduro, llevo varios días leyendo opiniones más o menos cabales, más o menos argumentadas, fervorosas, meditadas, vomitadas, irracionales en el haterismo o en la devoción más entregada, he intentado construir un discurso lo más personal posible sobre todo lo que se esconde detrás de este Mayéutica, que tan directamente me ha dado en la línea de flotación de un barco que ya andaba a pique. Por cierto, título que, de alguna manera, os esbocé con varias pistas muchos días antes de que el dibujo completara sus letras y que otros aprovecharon de ellas sin citar la fuente (debe una cosa en desuso, como tantas cosas que nos han restado valor y respeto como sociedad). Ahora que están calientes los dedos buscando el significado de palabras como mayéutica o catarsis, les ayudo, deontología se llama. Dicho esto, vamos al lío. (Por Javier M. Alcaraz @elchayi)

Lee el resto de esta entrada