Antonio Álvarez – Libre Asociación De Ideas

Tal y como expliqué ayer, tras las rutinas de contenidos propios de finales del  mes de diciembre y la primera semana de enero (lo que viene siendo la apertura de urnas para los votos populares a discos del año y las consiguientes playlists, mi lista particular y editorial de oros, platas y bronces o el habitual repaso a lo más leído del año terminado), me apetecía que la primera semana ‘normalizada’ de esta entrada de año fuese para algunos asuntos locales ‘pendientes’ con los que me había comprometido conmigo mismo. Si ayer fue con Juan Trece, en un nuevo EP de su línea en solitario al margen de su banda Minutos Robados, hoy es el turno para Antonio Álvarez. Un cantau-rock de la localidad almeriense de Pechina (la misma de donde salió En Espera, de quien hablamos aquí hace unos años en una crítica remember de viernes) que a sus más de cincuenta años sigue confiriendo una suerte de eterna juventud a través de la música. Afincado en Granada desde hace muchos años, es uno de esos personajes que hacen del circuito musical de una ciudad o provincia modesta, como la almeriense, algo vivo. Ahí está su trayectoria. Con menos de 20 años da sus primeros pinitos en Extremaunción, después Plancton, con rock más al uso, se haría un superclase con The Beatles Connection, con quienes ha vuelto recientemente (banda de versiones de The Beatles, compuesta por legendarios músicos –no olvidemos la fuerte conexión que tiene la ciudad andaluza con John Lennon, ya que aquí compuso ‘Strawberry Fields Forever’), se hizo con un lado swing-jazz con Piccolisima Jug Band o cantando con otro grande de la ciudad como es el pianista Ramón García. También en Granada ha participado en línea cantautora con Trovamundos y ha catado el folk con el dúo Sonora y, por si fuera poco, hace sus desbarres de rock alternativo con Beach Hotel. Libre Asociación De Ideas viene a ser su quinto trabajo en solitario, donde agrupa seis de las más de 30 canciones que realizó durante el periodo de pandemia, como un Calamaro en El Salmón, pero con filtro.

El disco ha sido grabado, producido y mezclado por Raúl Bernal (un habitual de gente como Lapido, 091, Quique González…) en Estudio Libertario de Granada durante el pasado mes de abril. La masterización la ha realizado el también pechinero Julián Blanco en Londres al mes siguiente. Antonio Álvarez se encarga ha compuesto todos los temas y se encarga de la voz, coros, guitarra española, acústica, eléctrica, bajo eléctrico, armónica, loops, percusión, palmas y silbidos. Raúl Bernal firma el piano, órgano Hammond, piano eléctrico Wurlitzer, melotrón, acordeón, banjo, percusión y palmas.

No es difícil encontrar en Antonio Álvarez, como solista, todas las influencias que ha ido acumulando e incorporando a su manera de hacer y de contar a lo largo de estos más de treinta años. A partir de una firma de autor clara, camina por una sobriedad que no llega a la circunspección más compleja de Lapido, pero la ronda por momentos. Lo mismo le pasa con Sabina y de refilón con Manolo en los tiempos de El Último de la Fila, en las formas musicales, con otros como Bob Dylan (en algunos puentes y líneas vocales) o, cómo no, los Beatles.  Todo está incorporado y suma al resultado final sin que por ello significa ser réplica de nada. Valga el símil de detectar los ingredientes al probar un plato.

Dónde’ se mueve en terrenos de americana, en un lento crescendo que le hace mantener los pies en el suelo, primero con protagonismo de piano y, posteriormente, con la progresiva incorporación de los sonidos de banda. La canción se desarrolla con un incesante acompañamiento que asimila el tic tac del reloj que refuerza al contenido del texto. ‘Necesito Aire’ es un tema cálido y, sobre todo, humano. Puesto que aire y ver a quien se quiere basta para encontrar respuestas a las grandes causas. En lo personal, encantado con la referencia a ‘El Principito’. La primera parte del disco se cierra con ‘Volveré’, una suerte de mantra vitalista y optimista que acabará deviniendo en una fase de palmas, tarareo y silbido frente a unas rítmicas de ascendencia marcial.

La segunda parte arranca con el homónimo ‘Libre Asociación De Ideas’ y es el tema donde, según lo veo, se funden la narración dylaniana y las sucesiones comparativas de Sabina para un tema de hechuras grandes, casi gospelianas. ‘Mi Rock and Roll’ sorprende con unas palmitas a compás desde el primer fraseo que ira desplegando un soniquete de raíz sin explotar en un rock bastardo como los de Los Rodríguez, El Hombre Gancho o EUDLF, manteniéndose en la sobriedad de la canción de autor. La despedida vendrá de la mano de ‘Callejones’. Un corte con sonoridad entre el folk y el country gracias a los arreglos de banjo y armónica con una suerte de vals de final de función.

En suma, media docena de canciones bien trabajadas, con letras cuidadas y un sonido de lo más disfrutable. No se puede pedir mucho más.

Lista de canciones – tracklist:

  1. Dónde
  2. Necesito Aire
  3. Volveré
  4. Libre Asociación De Ideas
  5. Mi Rock and Roll
  6. Callejones

El disco no se encuentra en plataformas digitales pero os dejo los dos videoclips publicados hasta la fecha, ‘Necesito Aire’ y el que da título al conjunto, ‘Libre Asociación De Ideas’:

Publicado el enero 11, 2022 en Críticas Discos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: