Viña Rock 2013. Crónica viernes, 3 de mayo

Soziedad Alkoholika Roberto Garcia Diego LopezLa segunda jornada de Viñarock concentraba muchos ingredientes para ser una de las más completas. La inclusión de dos pesos pesados como Soziedad Alkohólika y El Drogas, que pisaba por primera vez Villarrobledo sin sus Barricada de toda la vida, pero con una banda a la que se le ve cada vez más conjuntada. A priori también era un día especial para Obrint Pas, en una actuación que les serviría para despedirse de buena parte de su público. Dos superclases en su estilo como Narco y Warcry presidirían el escenario metálico, Dakidarria y Trashtucada la fiesta en el tercero. Clásicos como Segismundo Toxicómano y Disidencia… El tiempo además continuaba acompañando, no había excusas posibles… Así vivimos aquel día.

Malos ViciosA primera hora abrían turno Funkiwis y Basca, pero los primeros se quedaron solos ya que la banda ecuatoriana de heavy metal no pudo viajar por problemas de visados. (Digo yo que lo sabrían días antes de la actuación, sin embargo lo comunicaron a la organización apenas un día antes). Fue una pena porque musicalmente me parecían interesantes. Media hora más tarde, turno para Malos Vicios. Una banda que dentro de su juventud se puede considerar veterana en estas lides y que volvía a Viña Rock con su flamante nuevo disco bajo el brazo, Ruido De Fondo. Había tenido malas experiencias con la formación en algún Aupa Lumbreiras pero, aconsejado y auspiciado por las nuevas canciones decidí volver a verlos. Es cierto que los años les han sentado bien. La voz de Víctor ha ganado mucho más cuerpo y ha aprendido a controlar su tendencia a nasalizar y tirar de agudo. Las canciones, así, sonaron mucho más rugosas, más cercanas al rock que al punk melódico en el que se encuadran. Incluso clásicos de discos anteriores como ‘Amor De Vicio’ o ‘Glamour y Garrulismo’. En general un concierto notable que gustó a quienes ya los conocían y que posiblemente conquistara a quienes no.

KopCambio de estilo por partida doble para continuar el día. En un escenario KOP, que con dos canciones demostró toda la rabia que atesoran. Potencia y brutalidad en música e interpretación vocal, ante posiblemente la menor asistencia del día en el escenario metálico, pero con un público fiel hasta la extenuación, quizá su principal valor. Por otro lado, Dakidarria. Otra banda que dentro de sus limitaciones en cuanto a repercusión y medios, se han convertido en uno de los fijos en grandes festivales. Los motivos son muy sencillos y con verlos quince minutos se comprende: realizan el manido ska cimentado en la sección de viento-madera de saxo, trompeta y trombón, pero su valor es que no por ello pierden un empaque rockero que los diferencia del resto. Ni doce horas de carretera en furgoneta le hacen perder las ganas por demostrar una gran capacidad para contagiar ritmos. Sea en castellano, ‘Carreteras’ o ‘El Futuro Nunca Existió’, o en gallego con ‘Linguas Ceives’ o ‘Terra’. Notables.

Dakidarria

Otra de las actuaciones que habían generado expectación es la de Disidencia. La banda alicantina, un clásico del rock punk de finales de los noventa y principios de milenio, volvieron a los escenarios el pasado año para realizar un concierto puntual, pero tal y como les sucediera a Los Gérmenes el gusanillo siempre pica y las ganas de volver a verlos de viejos seguidores les ha hecho dar continuidad a la vuelta. Así se presentaron en Viñarock la carismática voz de Txus y los suyos, en un concierto lleno de sorpresas. Alberto Pla de Boikot a la guitarra desde el inicio y la aparición estelar de Fernando Madina de Reincidentes para tocar el bajo y cantar varios temas. (Os lo dejé entrever en los mensajes de la previa que realicé la semana anterior). Un hecho que adquiere aún más valor si tenemos en cuenta que Reincidentes este año no estaba en cartel. Grandes amigos. Su repertorio está lleno de pequeños grandes himnos que se celebraron y trasladaron a viejos tiempos, ‘Fundamentalistas De La Ley Marcial’, ‘A Todos Ellos’ o ‘Apología De Lo Evidente’ son ejemplo de ello. Un concierto que demuestra que quien tuvo retuvo y que se viene haciendo necesario un disco nuevo que termine de reafirmar su vuelta.

A continuación, de un lado la revelación metalera de la pasada campaña, Vita Imana, de otro la consolidación de una banda que continúa en constante crecimiento, Trashtucada. Los primeros destacan por la puesta en escena de un directo bruto y emocional, donde la percusión tribal da un carácter salvaje a un metal accesible pero potente. Sus primeros quince minutos así lo fueron y, por lo que he visto en otras ocasiones, no tengo la menor duda de que el resto también. Es cierto que Uluh ya lo tenemos muy escuchado y ya hay ganas de que vuelvan con material nuevo el próximo año. Tuve que ver más tiempo a Trashtucada por el reparto de grupos entre redactores (para Rock Estatal) y tampoco es que sea para arrepentirse. He visto a los de Chiclana más de diez veces. Desde su participación en un concurso de un  pequeño pueblo (que ganaron, por cierto), hasta comprobar cómo cada vez tocan más tarde en un Viña Rock y con cada vez más gente bajo el escenario. Su mezcla de ska, rapeado, contundencia rock y ante todo buen humor es sinónimo de sonrisas y de pasar un buen rato. Canciones como ‘Niñato’, ‘Tírate Del Puente’, ‘El Coito Da Vinci’ o ‘Penelope’ se han convertido en un aquelarre festivo de feeling y buen rollo que capitanea como nadie Eli. Y como guinda el himno festivalero ‘De Festi, ¿Vale?’. El principal pero que se le puede poner a la banda es su lento ritmo de producción. Con un disco igual de sólido que los dos anteriores estaremos ante una banda relevo de la primera línea del género.

Roberto Garci╠üa y Diego Lo╠üpez - Vin╠âa Rock 03 21-59-31Pero para primera línea en la que vive de manera perenne Soziedad Alkohólika, que vino a ser, como casi siempre, la actuación más multitudinaria del festival. Y si en esta edición no se llevaron quizá de nuevo el primer puesto, fue por culpa de Ska-P. De S.A. y de su directo poco se puede decir que no se sepa. Todos los hemos visto más de una vez, Un concierto sólido, cimentado en un inicio más potente y thrash y una segunda parte en la que se da salida a las canciones más melódicas y de la época más hardcore punk. Sumando de aquí y de allá al final es una piedra que acaba dejándote satisfecho. Quizá el hecho de que no esté Roberto a la batería con ellos por la lesión, les hace bajar el pistón de la velocidad en algunos temas, pero es pecata minuta. Canciones como ‘SHAKTALE’, ‘Piedra Contra Tijera’, ‘Cuando Nada Vale Nada’ o la traca final ‘Cienzia Asesina’, ‘Motxalo’ y ‘Nos Vimos En Berlín’ son siempre lo que son, pura intensidad. Hubo además tiempo para el recuerdo con un riff del guitarrista de Slayer, Jeff Hanneman que falleció horas antes. No fue el único homenaje que se le hizo en los escenarios de Villarrobledo.

Momento emotivo para Obrint Pas, que desde que anunciaran su parón indefinido no dejan de recibir muestras de cariño. Además, los organizadores de festivales lo han sabido entender y son conscientes de que el público los demanda. De ahí que además de en el Viña, ya estén confirmados en En Vivo. Es una banda ante todo comprometida con su tierra y con su gente y que lo hace desde un marcado carácter festivo y apoyado en esa dulzaina inconfundible. Un directo cimentado en Coratge y en el setlist de la gira anterior, con el que consiguieron el equilibrio entre emotividad y diversión. ‘Som’ y ‘Seguirem’, todo sintetizado en dos títulos de canciones.

NarcoUn espectacular lleno que coincidió con el también espectacular y apretado lleno en el escenario metálico con Narco, que derivó en la peor coincidencia horaria de todo el festival. Los sevillanos llevaban varios Viña Rock tocando en el escenario principal puesto que la asistencia y su capacidad de desarrollar diversión con potencia está fuera de toda duda. Cuando vi la previa de este año me temí lo peor y así pasó. El aforo para el escenario metálico fue insuficiente para su capacidad de convocatoria. Gente agolpada, tortícolis desde la parte de la barra porque no se cabía… No era difícil preverlo. Sin ser una de sus mejores noches, Narco sorprendió a aquellos que no habían escuchado aún la descarga sonora y hedonística de su Versiones Para No Dormir. Desde la gran intro de ‘Tu Ley’ (Prodigy), hasta el tema rescatado de Los Saicos, ‘Demolición’ o las hiphoperas ‘Con Esos Ojitos / Escupe La Flema’ se sucedían con soltura entre una buena dosis del tracklist de ese discazo llamado Alita De Mosca. Si a ellos se le suman joyas anteriores como ‘Siempre Enmarronao’, ‘Tu Dios De Madera’, ‘Vizco’ o ‘Kolicotrón’, el setlist no puede ser más perfecto y siempre con una ejecución excelente de voces entre Vikingo MD y Distorsión Morales. Alejados de malos rollos pasados, la banda está saneada y se nota que lo disfrutan en directo. Constantes recuerdos a Íñigo Cabacas y Aitor Zabaleta y como guinda, ‘Puta Policía’ con Juan de S.A. y el resto de la banda haciendo headbanging entre el público.

Cambio radical de tercio. Poco rock urbano o clásico había en el Viña Rock de este año. De hecho, solo El Drogas puede encuadrarse dentro del estilo. Así que su actuación era como una isla entre el metaleo, el punk y el ska-rock. El Drogas está relajado y eso es bueno, pero también tiene su lado negativo. Su actuación fue una sucesión de clásicos barriqueros, con pinceladas de lo mejor de Txarrena, como ‘Frío’ o ‘Azulejo Frío’ y cosas de La Venganza de la Abuela como la tortuosa ‘Fue 24 De Diciembre ¿y qué?’. Las canciones son tan buenas que a veces no es necesario mucho más, pero en ocasiones se echaba de menos una segunda guitarra ante el hueco sonoro y quizá algo más de nervio por parte del navarro. Es cierto que Brigi es el que lo pone desde la batería, pero había momentos en los que no era suficiente. Creo que El Drogas empieza a necesitar tener ese material nuevo en la calle y tener ganas de defenderlo, porque con estas canciones se le nota que no, que falta algo y no me refiero ya a las guitarras de Boni y Alfredo, hablo de motivación. Esperemos que el disco triple que tiene el horno nos lo recupere. ‘Bahía De Pasaia’, ‘Víctima’, ‘Sofokao’ y, claro, ‘En Blanco y Negro’ fueron los momentos álgidos.

WarcryClásicos del punk británico como The Toy Dolls sucedieron a Enrique. Parapetados como siempre bajo sus gafas cuadradas y ataviados con camisas de rayas blanquinegras, su nombre como grupo mítico, fue suficiente para convencer a más de uno. A mi quienes me tienen más que convencido desde hace tiempo son Warcry. Y retomando el tema de Jeff Haneman también Pablo García, guitarrista de Warcry le haría un homanaje en el escenario metálico. Los asturianos son una banda que con apenas diez años de vida, han despachado dos dvds en directo y siete discos en estudio… y otro que viene en camino. La banda ‘chica’ que nació de la escisión/expulsión de Avalanch se ha convertido en la mejor, más sólida y coherente banda de la primera línea del heavy metal del Estado (y curiosamente, Avalanch durmiendo el sueño de los justos tras una decadencia progresiva). Paso a paso y disco a disco (hasta les perdono algún desliz popero de Donde Está La Luz) han crecido para generar un público muy fiel, al que le conmueven la forma de cantar las historias positivas y de superación de un Víctor García que ya no tira de alardes como antaño, pero que maneja con habilidad su quiebro y rugosidad de voz inconfundible. Además de Víctor y Pablo, mención para la elegancia al bajo de Roberto García, las ganas contagiosas de Santi Novoa en los teclados y la versatilidad de Rafa Yugueros en la batería. Pese a tener un par de años, el repertorio se cimentó como si una presentación se tratara en el álbum Alfa. Son canciones que están en plena forma como ‘Alma De Conquistador’, ‘Cobarde’, ‘La Muerte De Un Sueño’ o ‘Amistad’. Entre ellas se desarrollaron otras melódicas como ‘Nuevo Mundo’ y ‘Contra El Viento’, la potencia identificadora de ‘El Anticristo’ y ‘La Vieja Guardia’, las vibrantes ‘Un Poco De Fe’ y la mayúscula ‘El Guardián de Troya’ (las dos consiguen hacerme llorar, por pura emoción) y (sorpresa) el cierre para ‘Capitán Lawrence’. Hay ganas de escuchar ese nuevo disco que ya está masterizado en Finvoxx en Finlandia, pero que aún no tiene fecha. Grandes currantes y buena gente Warcry.

Segismundo Toxicomano Roberto Garcia Diego LopezCon esta doble actuación se terminó el elegir el viernes y solo quedaban dos actuaciones en los escenarios principales. En primer lugar, Segismundo Toxicómano o el triunfo silencioso. Los Segis son ante todo una banda muy auténtica, creen con los ojos cerrados en todo lo que hacen y desde que Plací tuvo que asumir el rol al frente del micrófono su trayectoria no ha dejado de ser ascendente. Y como prueba, que en el primer tramo de concierto incluyan canciones que cualquier grupo desearía tener para cerrar como ‘Odio’, ‘Las Noches Siguen Sabiendo A Sangre’, ‘Contra El Muro’, ‘Hoy Como Ayer’… Es una sucesión de canciones fácilmente aprehensibles y coreables, con unos coros contagiosos y una ejecución siempre notable. No me cansaré de decirlo, Segismundo Toxicómano es uno de los grupos más fiables que hay en el mundo del hardcore punk. Nunca decepcionan, sea a la hora que sea y volvieron a demostrarlo una noche más.

Les tocó cerrar la jornada a los festivos italianos Talco, que andan presentando con tirón irregular en salas, su último disco Gran Gala que, posiblemente, no está a la altura de los reconocidos Mazel Tov o Combat Circus. Pese a todo, otro llenazo para verles (o quizá sea que en Viñarock hay mucha gente en todas partes, vayas donde vayas). La banda entregada a su ska circense cuasi cabaretero y función de sonrisas conseguida.

Y aún nos quedaba un día. Mañana, más.

Anuncios

Publicado el mayo 7, 2013 en Crónicas Conciertos y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. Talco fue increible,yo fui al viña por S.A y Talco, mucha gente no conocia a Talco y disfrutaron como los que mas… al ver el ambientazo y buen rollo que trasmiten,por no hablar de los musicazos que son 🙂

  2. Uy! Pues q yo sepa cerró Orkesta Paraíso, igual fue una alucinación despues d 3 dias de festi… Q pasa q te entró sueño y no llegaste a ver el final apoteosiko?? Si kieres te ayudamos a terminar la cronika, porq entre los 12000 q éramos saltando y bailando podemos escribir aunq sean 2 renglones, de esta gran banda de versiones valenciana…no creo que se merezkan el desprecio de ni si kiera mencionarlos despues del espectakulo q se kurraron los chavales… Imagino q será porq es un grupo de versiones

  3. No es la primera vez que el Drogas va al Viña sin los Barri. El año pasado estuvo como Txarrena presentando Azulejo Frío.

  1. Pingback: Lo más leído del año en RockSesión | RockSesion

  2. Pingback: Viña Rock 2015. Playlist recomendada | RockSesion

  3. Pingback: Playlist Viña Rock 2017. Primer avance de cartel | RockSesion

  4. Pingback: Playlist Viña Rock 2017. Segundo avance de cartel | RockSesion

  5. Pingback: Playlist Viña Rock 2017. Segundo avance de cartel | RockSesion

  6. Pingback: Playlist Viña Rock 2017. Tercer avance de cartel | RockSesion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: