Una visión tras la resaca del histórico concierto de Fito & Fitipaldis en San Mamés

Mientras que este pasado sábado cubría el segundo concierto de la tercera gira de Robe y los suyos en Madrid Escena, un viejo compañero de andanzas y correrías, Fito Cabrales, con sus Fitipaldis, hacía historia llenando con 47.000 personas el Estadio de San Mamés, en el marco de un concierto más (es decir, que no era ni cierre de gira, ni despedida de ningún tipo…) de la gira de presentación de Cada Vez Cadáver, su último disco hasta la fecha. Que esperemos que no sea el último de todos, por más que el bueno de Fito se empeñe en avisarnos de esa posibilidad en cada presentación. Pero es que, no contento con llenar hasta la bandera el simbólico espacio, apostaron porque el concierto fuera televisado en tiempo real y en abierto a través de ETB, TVE y su canal de YouTube. Una auténtica rareza en nuestros días y que reunió a más de un millón de personas al otro lado de la pantalla, más otros buen número de miles que lo hemos visto ya ‘en diferido’. Y si justo ayer escribía del triunfo de ‘normalidad’ generado por Robe frente a cualquier tipo de polémicas o enfrentamientos, convenciendo a base de muy buenos conciertos, el de Fito es otro caso en el que uno, desde lejos, solo puede sentirse reconfortado, como ya nos ocurrió cuando le llegó esa guinda de cerrar su anterior gira, la del 20 aniversario, en el Royal Albert Hall de Londres. Un escenario por donde ha desfilado una importante selección de ilustres como su meta-referencia Mark Knopler, y también Phil Collins, Sting, Paul McCartney, Elton John, Bryan Adams, Eric Clapton o Brian May y Roger Taylor de Queen. Que todavía Fito diga hoy, con la mayor de las sinceridades y sin falsa modestia, que no se considera una estrella del rock dice mucho de su concepción sobre cómo vivir la música, como un juego con el que disfrutar, no como una obligación. Y, como otra muesca que muestra de qué pasta está hecho, junto a Cultura Rock, donó 100.000 euros de la recaudación al Bando de Alimentos de Vizcaya. Genio y figura. (FOTOS: Malditos Artistas, Live Nation y Cultura Rock).

A Fito, como a Robe, muchos le achacaron que ‘sus nuevas canciones’ (es decir, lo que hacen bajo su nombre a diferencia de sus respectivos grupos anteriores Platero y Tú y Extremoduro, respectivamente) no molaban tanto como las de antes. Pero lo cierto es que ahí siguen ambos, en plena forma, habiendo perdido a gente por el camino, que es lícito, porque no es obligatorio que te tenga que gustar todo lo que hace un artista, pero habiendo ganado a nuevas generaciones que han recibido con la misma pasión esta fase de su carrera, en la que tanto uno como otro han actuado con bajo el triunfo de su libertad de elección.  

Al contrario de lo que todavía uno puede leer por ahí, creo que el triunfo popular de sus carreras debe alegrarnos. Para empezar porque es gente que se lo ha currado desde lo más bajo, que se lo ha peleado sala a sala, desde los escenarios más cutres y las condiciones más difíciles hasta llegar a un estatus en el que pueden controlar el cuándo, el dónde, el cuánto y el cómo. En un país donde vanagloriamos el éxito foráneo y tiramos piedras a los de casa… debemos aprender a respetar los éxitos populares de nuestros rockeros, independientemente de que nuestras preferencias sean otras. Y es válido para los Ska-P, Mägo, Héroes,… No me gustan todos por igual, pero sí que celebro sus éxitos porque, por resumir, ‘son de los nuestros’ (no hablo de nacionalidad, sino de estilo).

Dicho esto, hay que dar un ligero toque de atención al público que llena estos eventos, al menos, a la parte que tiene que ver con lo siguiente. Existe un gran amplio porcentaje de asistentes que ‘se animan’ a comprar entradas a este tipo de eventos multitudinarios por el simple de hecho de que ‘hay que estar’, que ‘tengo que grabar el vídeo para mis redes’ y que no me pase que todo mi entorno vaya y yo no. Pasa en los últimos años con cualquier concierto internacional puntero pero es que sin ir más lejos también ocurrió en el doble concierto de despedida de Siniestro Total en el Wizink Center el pasado mes de mayo, donde ellos mismos ironizaron con el hecho de que jamás hubieran vendido ni una cantidad similar de entradas siendo ellos los protagonistas.

Ese es el público al que hay que movilizar y dar el toque de atención para que no deje morir de inanición no solo a las salas, que esas están enfermas desde mucho antes de la pandemia, sino es que ya incluso a los festivales de medio formato, como se puede ver semana tras semana en redes sociales con decenas de eventos cancelados por falta de venta anticipada.

Fito Cabrales a la voz, guitarra eléctrica y acústica, se acompaña de su ya inseparables Carlos Raya (guitarras), Alejandro Climent ‘Boli’ (bajo) y Javi Alzola (saxo) a quienes suma a Eduardo Giménez ‘Coki’ (batería) en sustitución de Daniel Griffin. Un cambio en el que frente a la sobriedad súper clase del segundo se gana en interpretación empática y comunicativa del primero.

A la excepcionalidad del sitio se sumaron en la velada varios artistas invitados. Para empezar, fue Gatibu la banda encargada de abrir al aperitivo, además de Morgan, que es el grupo invitado para todos los conciertos de Fito en esta gira (salvo en las islas), como ya hicieran en su día La Cabra Mecánica antes de despedirse o Muchachito. Además, durante el concierto, por orden de aparición, estuvieron Dani Martín, Uoho, Leiva y Carlos Tarque.

La primera mitad se desarrolló con un Fito muy concentrado (en la segunda le pudo más la emoción sin filtro), demostrando que tiene una de esas voces privilegiadas, incorruptible pese a su particular tesitura, como le puede ocurrir también a otro timbre peculiar e inconfundible como el de Jesús Cifuentes. Los temas nuevos, integrados en el repertorio de tú a tú con los clásicos, evidenciaron lo que ya escribí en su día con la crítica del disco, que hay un intento, creo que voluntario, de ofrecer unos matices distintos a lo que ya se ha venido haciendo y mucho en discos anteriores. Tanto en las estructuras, como en la manera de enfocar algunos fraseos como en los desarrollos.

Además de lo dicho delas formas, en las nuevas canciones ofrece letras donde saca a pasear y relucir sus propias dudas como creador, como escritor, como personaje público (‘Cada Vez Cadáver’, ‘Las Palabras Arden’), como padre y pareja (‘A Quemarropa’, con la que abre), con los recuerdos agridulces (‘Si Me Ves Así’), a la necesidad de la rabia (‘Quiero Gritar’), al reverso perverso de la vida bien exprimida (‘Cielo Hermético’, ‘En El Barro’), a la inevitable despedida (‘A Morir Cantando’, más poética que aquel lejano ‘El Funeral’).

Temas frescos frente a una significativa ya de canciones de esas convertidas en ‘impepinables’, como ‘Lo Que Sobra De Mí’, ‘Por La Boca Vive El Pez’, ‘Me Equivocaría Otra Vez’, ‘Whisky Barato’, ‘Entre La Espada y La Pared’, ‘Viene y Va’ o ese dúo infalible que son ‘La Casa Por Tejado’ y ‘Antes De Que Cuente Diez’ que también ejercían de despedida previa a los bises en la gira anterior.

Mención especial para la entrada de Iñaki, que supuso la inclusión, a mitad de concierto, de dos temas que no lleva en el resto de gira, las platerescas ‘Hay Poco Rock and Roll’ y ‘El Roce De Tu Cuerpo’. Aunque tiene toda la lógica del mundo, toda vez que Uoho ha empezado un nuevo proyecto musical afrontando también las tareas vocales, sorprende en primera instancia comprobar que alternaron fraseos en la primera y estribillos en la segunda. Que el bueno de Iñaki no va a ser el mejor vocalista del mundo no quita para que sus conciertos puedan ser cien por cien disfrutables. Por repertorio, por carisma, por cariño debido a tantas y tantas horas de altos vuelos que nos ha regalado tanto con Platero como con Extremo, tanto con Inconscientes como siendo parte de Extrechinato y Tú. Y ya lo escribí en su día, no es necesario andar comparando cifras. Si a Uoho y los suyos les vale con poder seguir haciendo lo que les gusta tocando en salas de medio o gran formato en lugar de en grandes recintos, ¿dónde está el problema? No serán menos por ello.

En los bises, me sorprendió para bien la inclusión de ‘Abrazado A La Tristeza’, del citado Extrechinato, aunque se prescinda de la parte del poema ‘Soledad de Amores’ de Manolillo. Quizá una ligera referencia no hubiera estado de más, aunque es cierto que podía quedar desubicada en el contexto del ‘no a la guerra’ con el que se presenta. ‘Soldadito Marinero’ lleva tiempo mejorada al incluir esa coda más enérgica que compensa esa extensa sucesión de estribillos a capela. Y para cerrar, justo también las dos canciones con las que concluía la pasada gira, ese encantador ‘Entre Dos Mares’, que fue una locura con ese recorriendo de punta a punta las esquinas del gigantesco escenario, y ‘Acabo De Llegar’ con ese medio tiempo estiloso marca de la casa.

La gira de Fito continuará esta semana en Valladolid y Cáceres y todavía recorrerá Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid por partida doble (por segunda vez), Palma de Mallorca y Santander, de nuevo haciendo doblete. No habrá más fechas pero, tranquilos, que os puedo anticipar ya que volveremos a ver a Fito en escena muy pocos meses después, en otro formato. Y allí estaremos para contarlo.

Repertorio – setlist:

  • A Quemarropa
  • Lo Que Sobra De Mí
  • Por La Boca Vive El Pez
  • Me Equivocaría Otra Vez
  • Cielo Hermético (con Dani Martín)
  • Whisky Barato
  • Las Palabras Arden
  • Todo A Cien
  • Entre La Espada y La Pared
  • En El Barro
  • A Morir Cantando
  • Quiero Gritar (con Morgan)
  • Hay Poco Rock and Roll (con Uoho)
  • El Roce De Tu Cuerpo (con Uoho)
  • Si Me Ves Así
  • Viene y Va (con Leiva)
  • Cada Vez Cadáver
  • Tarde o Temprano (con Carlos Tarque)
  • La Casa Por El Tejado
  • Antes De Que Cuente Diez
  • Abrazado A La Tristeza (con Nina De Juan)
  • Soldadito Marinero
  • Entre Dos Mares
  • Acabo De Llegar

Publicado el junio 14, 2022 en Crónicas Conciertos y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: