Los Zigarros – ¿Qué Demonios Hago Yo Aquí?

Hablar en términos de pureza conlleva pisar ciertas líneas conceptuales que los interesados en la confrontación pueden utilizar con (extrema) facilidad para señalar con el dedo a quienes no son como ellos. La mezcolanza, la integración, la evolución… es necesaria en todo arte y disciplina. En la vida. En la música también, por supuesto. Aunque también hay que dejar claro que no todo vale, que es necesario hacerlo con conocimiento, con trabajo, con seso, en definitiva. Y es que, como en la cocina, mezclar ingredientes puede resultar un auténtico desastre o dar pie a descubrir nuevos sabores en combinación. Antes de entrar en terrenos pantanosos conviene tener las cosas claras: para ello, el arquetipo es necesario. También que se mantenga en el tiempo, que no se limite solo a grabaciones, fotos o libros. Que la llama siga encendida, de manera vívida y coetánea los patrones clásicos de un género. Si hubiese un vacío musical de medio siglo y alguien preguntara cómo se hace en castellano el rock and roll de vieja escuela, de maneras firmes, cánones claros, de manera fiel y fidedigna a los parámetros que iniciaron los viejos maestros, la respuesta sería clara: Los Zigarros. Un grupo cuyo desarrollo casi ha ido a la par que esta casa. Por eso, les tengo especial cariño. He escrito de sus tres discos de estudio, los he visto en festivales en formato ‘mala hora’ y en formato ‘prime time’ (BB El Cabo, Viña Rock) o teloneando a Leiva, los he entrevistado y hasta les he dedicado un #Mis10de… No iba a ser menos con la publicación de su primer doble disco y deuvedé en directo en el que, además, estuvieron acompañados por una lujosa corte de invitados: Carlos Tarque, Carlos Raya, Fito Cabrales, Leiva, Aurora García, Ariel Rot y Ángel Wolf. La ceremonia del puto rocanrol. Que siga vivo.

Si los discos en estudio se dejan querer de por sí, Los Zigarros en directo son una pasada. Sin ambages ni medias tintas. Es un grupo disfrutón, con una base clara con los hermanos Álvaro, que aporta la adrenalina con sus más nerviosas Gibson y Ovidi Tormo, con la elegancia y la altura del peso vocal, pero con dos escoltas de lujo como son Nacho Tamarit al bajo, infalible y de porte sobrio, y Adrián Ribes en la batería, que el deuvedé demuestra su epatante capacidad para saber leer, no ya cada canción, sino cada uno de los fraseos y cambios de intensidad de cada tema en función de su puesta en escena. Un póker de figuras.

Con un Circo Teatro Price convertido en una olla o caldera a presión, abarrotada de gente (a día de hoy casi parece imposible volver a imaginarse una escena así), las dos horas de este concierto casi que se hacen cortas. Es lo que tiene sentirse a gusto o, como diría una banda amiga, “en el lugar a estar”. Diré también que, sin duda, junto al sinfónico de Sôber en el metal y al histórico de La Polla Records en el punk, es el mejor directo de rock editado en España en el pasado 2020.

El repertorio es casi intachable para contar solo con tres álbumes (incluso confieso que echo de menos ‘Antes De Los Muertos’, que cerraba su debut con esas sirenas explosivas) y se completa con las conocidas versiones de los vascos The Flying Rebollos y los argentinos Riff, además de incluir otra del ‘Wipeout’ de The Surfaris. ‘Apaga La Radio’ es una declaración de intenciones de autenticidad, ‘Espinas’ es la gran joya de su último de estudio, y la colocan la segunda con un gran golpeo de batería. Entre las dos versiones de la latina ‘No Obstante Lo Cual’ y la acelerada ‘Mis Amigos’ se cuela punto rockabilly de ‘Odiar Me Gusta’.

Devoción absoluta por ‘Tendrías Que Haberla Visto Bailar’ y ‘Tenía Que Probar’, dos temas que siempre se han escapado de mis coincidencias en vivo y a tenor de lo visto en el DVD… se entiende. Son dos de las canciones que más exigen en lo vocal y es donde el bueno de Ovidi tiene que tirar de recursos ante la posibilidad de conseguir la perfección en el disco. Peccata minuta. En vivo, mucho mejor, que decía el directo de Ariel. Tras ‘Desde Que Ya No Eres Mía’, es precisamente el argentino castizo el protagonista del primer cameo, con la clase consabida, solazo marca de la casa y primer Fender invitada en salir a pasear en ‘¿Qué Harás, Amor?’. También la sacará Leiva en ‘Baila Conmigo’, con más armazón y con un notable solo de Álvaro.

La gran sorpresa de la noche, al menos para mí, como oyente, es la recuperación de ‘De Nada Sirve Hacerse Mayor’, canción que los hermanos firmaron con su banda previa a Los Zigarros, Los Perros del Boogie. Un gustazo que va de manos a más. ‘Con Solo Un Movimiento’ retoma el presente y ‘Wipeout’ ejemplifica el brillo de la banda, con mención especial para la batería. Momento ‘old school’ que sigue con ‘Cayendo Por El Agujero’, con la sobresaliente aportación de armónica de Ángel Wolf.

En el último tercio de la noche, gustazo terrible (una vez más) ver a Fito en registros más hedonísticos y, por qué no decirlo, más rockeros y duros que lo que suele ser habitual con la enlazada de ‘Resaca’ y ‘Voy A Bailar Encima De Ti’. Con poco, Cabrales demuestra una creciente maestría como guitarrista (la velocidad de su mano izquierda es brutal en algunos momentos) y un par de divertidas alternancias con Álvaro en los solos, con guiño a Fogerty-Status Quo incluido, como hacía junto a Iñaki en Platero y cómo el propio Iñaki se llevaría a los finales de Extremoduro.

Tras el descarado matiz AC/DC de ‘Malas Decisiones’, es el turno para las colaboraciones de los dos Carlos. Raya, primero, en la citada ‘Tenía Que Probar’, que conquista en su cariz taciturno y que tiene como guinda el desarrollo muy Allman Brothers del guitarrista (Gibson) y Tarque, que se le ve hasta cómodo de más cantando ‘A Todo Que Sí’. Más salvaje se torna ‘Dispárame’, con Aurora García, de Aurora & The Betrayers, de los que hemos escrito ya muy bien en esta casa gracias a Cooltural Fest. Como traca final, los dos singles más ‘comerciales’ de la banda, como ‘Hablar, Hablar, Hablar’ y ‘Dentro De La Ley’ y un cierre que nos regala una foto magnífica con la colaboración de todos los invitados en ‘¿Qué Demonios Hago Yo Aquí?’, que reúne hasta seis guitarras sobre el escenario.

¿Quién dijo que el rock está muerto? Nunca mientras queden bandas que conserven de manera tan excepcional sus principios fundacionales.

Más de Los Zigarros en RockSesión:

#Mis10de Los Zigarros

Los Zigarros – Apaga La Radio

Leiva y Los Zigarros. 19 de agosto

Los Zigarros: “¿Quién quiere una acústica cuando tienes una SG y un Marshall?”

Los Zigarros – A Todo Que Sí

Los Zigarros – Los Zigarros

Beer and Beards El Cabo Festival. 1 de octubre

Viña Rock 2016. Viernes, 29 de abril

Lista de canciones – tracklist:

  1. Apaga La Radio
  2. Espinas
  3. No Obstante Lo Cual
  4. Odiar Me Gusta
  5. Mis Amigos
  6. Tendrías Que Haberla Visto Bailar
  7. Desde Que Ya No Eres Mía
  8. ¿Qué Harás, Amor? (con Ariel Rot)
  9. Baila Conmigo (con Leiva)
  10. De Nada Sirve Hacerse Mayor
  11. Con Sólo Un Movimiento
  12. Wipeout
  13. Cayendo Por El Agujero (con Ángel Wolf)
  14. Resaca (con Fito Cabrales)
  15. Voy A Bailar Encima De Ti (con Fito Cabrales)
  16. Malas Decisiones
  17. Tenía Que Probar (con Carlos Raya)
  18. A Todo Que Sí (con Carlos Tarque)
  19. Dispárame (con Aurora García)
  20. Hablar, Hablar, Hablar
  21. Dentro De La Ley
  22. ¿Qué Demonios Hago Yo Aquí? (con todos)

Publicado el enero 26, 2021 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: