Extremoduro – ¿Dónde Están Mis Amigos?

Extremoduro lanza a finales de 1993 su cuarto trabajo discográfico, ‘¿Dónde Están Mis Amigos?’, compuesto después que ‘Pedrá’ que por su parte saldría dos años más tarde y bajo la cabecera del grupo de Robe Iniesta, pese a que era un proyecto de diferentes músicos. De la banda de esta grabación sólo queda, como no podía ser de otra forma, el propio Robe que, en este disco ofrecía su alma más cruda que nunca en lo que se puede denominar ‘el disco del desarraigo’. La formación de entonces la completan Eugenio a la guitarra, El Moja a la batería, y Miguel y Mon se reparten las líneas de bajo. La mayoría de estos músicos provienen de la banda catalana Q3, con la que Robe colabora un tiempo.

A la banda le dan tres semanas para grabar el disco, en cierta forma, casi un récord para lo que dispuso en las entregas anteriores. La mejora en el sonido, aunque insuficiente, es palpable pese a que algunas guitarras, como las de ‘Sin Dios Ni Amo’ parezcan grabadas desde un cueva. En esta ocasión, el defecto se hace virtud y aumenta esa sensación de soledad y abandono. Robe vive a caballo entre Madrid, Bilbao y Barcelona y se encuentra sólo y jodido en muchos momentos. Una época descontrolada que se refleja en la mayoría de los textos, como en la citada ‘Sin Dios Ni Amo’, ‘Historias Prohibidas’ o ‘Malos Pensamientos’.

Musicalmente el disco ofrece grandes canciones que han acompañado a Robe en la mayoría de setlist desde entonces: ‘El Duende del Parque’, ‘Bribriblibli’ o ‘Pepe Botika’. Pero también aparecen, ya entonces, gusto por las canciones más melódicas que, en cierta forma, ahora se antojan como el germen de la evolución que les ha llevado a determinadas características de su sonido actual, como ‘Estoy Muy Bien’ o ‘No Me Calientes Que Me Hundo’.

Destaca la intensa colaboración, entre otros, de Fernando Madina, el vocalista principal de Reincidentes que añade el gran cuerpo de su voz a la hueca de Robe. Una colaboración por la que ahora soñaríamos y que aquí se produjo casi de forma constante. También Inaki ‘Uoho’, con quien conecta musicalmente gracias a las grabaciones de ‘Pedrá’, dejaría su sello en ‘Los Tengo Todos’, en su versión Zappa.

Un disco oscuro que refleja, sobre todo, una pulsión vital por entonces descabalgada.

Tracklist:

  1. El Duende Del Parque
  2. No Me Calientes Que Me Hundo
  3. Sin Dios Ni Amo
  4. Pepe Botika
  5. Estoy Muy Bien
  6. Bribriblibli
  7. Malos Pensamientos
  8. Posado En Un Nenúfar
  9. Islero, Shirlero o Ladrón
  10. Historias Prohibidas
  11. Los Tengo Todos

Anuncios

Publicado el marzo 2, 2012 en Críticas Remember y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Es increible como el sonido del cual hablas hace que el disco tenga allgo especial, nose si para ti, pero para mi las regrabaciones de algunas canciones para el recopilatorio, hizo que ganaran calidad las canciones pero que perdieran magia, suele pasar con las remasteriaciones, no estoy a favor de ellas.

  1. Pingback: Lo Más Leído de RockSesión « RockSesion

  2. Pingback: Extremoduro – Para Todos Los Públicos | RockSesion

  3. Pingback: Participa en el sorteo tres discos de Extremoduro | RockSesion

  4. Pingback: Inconscientes – La Inconsciencia De Uoho (2007) | RockSesion

  5. Pingback: Uge – Nada Es Imposible | RockSesion

  6. Pingback: Extremoduro. Crónica Murcia. 7 de junio 2014 | RockSesion

  7. Pingback: Extremoduro. Buenos Aires. 29 de noviembre 2014 | RockSesion

  8. Pingback: Extremoduro – Agila (1996) | RockSesion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: