Los Discos Del Año de RockSesión

Oro Plata Bronce RockEntre unas cosas y otras el año pasado (quizá no hubiera tanta materia prima como en este) no hice lista propia de discos del año. Esta vez me he venido arriba y aquí tenéis mi relación personal. Se dividen en tres grupos: oro, plata y bronce. En cada uno de los grupos, ordenados por orden alfabético, ocho discos. Es decir, un total de 24 trabajos que merecen ser recordados por varios motivos que explico brevemente. (El que quiera explicaciones completas que visite la crítica que, salvo en un caso por venir, se hicieron en su día). Vosotros citasteis hasta 93 discos diferentes, 23 de mis discos están en esos 93, aunque muchos no en la posición que debieran. Aquí va el oro, plata y bronce de RockSesión.

ORO:

Burning Pura SangreBurning – Pura Sangre

Once años sin canciones nuevas para una banda legendaria comandada por Johnny Cifuentes, que siempre tendrá que vivir con aquello de “Burning sin Pepe Risi no es Burning”. Le cuesta rematar las canciones pero las que presenta aquí son rotundas, con el sello marca de la casa (medios tiempos de pierna en la barra y gran macarrerío sin pose) y permitiéndose cierta licencia hacia el sonido americano más árido. Disco atemporal para un gran músico y persona. Lo merecía.

 

El Drogas Demasiado Tonto En La CortezaEl Drogas – Demasiado Tonto En La Corteza

La principal pega que se le puede poner es que tardó demasiado tiempo en rematarlo tras el affaire Barricada. El álbum, dividido en tres partes, es un puñal en Alzheimer, una lentejuela en Y Glam, y un desahogo en Matxinada. Quizá el carácter eminentemente temporal del último le haga tener caducidad, pero el puñetazo en la mesa es un gustazo. Enrique canta mejor que nunca y se encamina a ser nuestro Tom Waits particular. (De hecho la intro de los conciertos es ‘Underground’).

 

Estirpe NeurasiaEstirpe – Neurasia

Si hubiese votado, estaría en la terna seguro. Hasta la portada es ambiciosa (me recuerda vagamente título y colores al ‘Resistance’ de Muse, donde está ‘Eurasia’, por cierto). Su metal sigue creciendo y explorando. Los sonidos latinos se mezclan con esa hipermusicalidad que le ha dado la colaboración de Mars Volta y la entrada de Pepe Bao. Mart dejó hace tiempo de ser ‘el hijo de’ y es uno de los vocalistas más personales del metal estatal (la influencia de Molly también se diluyó). Imprescindible por más que los festivales se olviden de ellos.

 

Extremoduro Para Todos Los PúblicosExtremoduro – Para Todos Los Públicos

Estará estigmatizado para siempre por el asunto del robo. Tienen un estatus que, para mal, todo lo que hagan van a tener detractores de crítica gratuita, porque mola llevar la contraria. Las canciones son enormes, que no son sus mejores, puede ser. No todo el mundo se supera disco tras disco y más después de 25 años. Quizá le falta algo más de lírica, le sobran diminutivos en los textos (un vicio reciente) y es en el que menos referencias a drogas hay. Robe se hace mayor y con cabeza. Seguro que los duros hubieran preferido que muriera de sobredosis. Dejémosle crear sin molestar con ruido.

 

Habeas Corpus 20 Años de Rabia 20 Años de SueñosHabeas Corpus – 20 Años de Rabia, 20 Años de Sueños

Los madrileños celebraban en 2013 su vigésimo aniversario y para celebrarlo sacaron este artefacto que repasa canciones de todos sus discos con un pléyade de invitados que da vértigo. Después nació lo de Riot Propaganda en su fusión con Chikos Del Maíz y fagocitó la fecha y todo lo que se puso por delante. El trabajo musical en ese EP es enorme, claro. Pero no, yo me quedo con este disco, que representa la versatilidad de una banda siempre muy directa, pero no panfletaria. Muy revolucionaria, pero sin brindis al sol. Madura y con rabia.

 

Los ZigarrosLos Zigarros – Los Zigarros

Los hermanos Tormo, véase Ovidi y Álvaro, eligieron un nombre al que sigo sin pillarle el punto para continuar en la música tras su marcha de Los Perros Del Boogie, donde ya apuntaron unas maneras incontestables. El álbum es rocanrol de corte clásico, con una revisión de influencias de big band americana, pasando por los mejores M-Clan y aquel rocanrol argentino que abrió una nueva vía en nuestro país a finales de los setenta. Un debut estratosférico muy difícil de superar.

 

Luter OrillaLuter – Orilla

Cierre de trilogía en solitario tras cerrar Los Reconoces. Canciones descarnadas en las que las sensaciones priman a las formas. Lejos de los clichés del ‘poetismo’ fácil de lunas, primaveras, soles y meses del calendario, Luter transmite emociones vívidas con referencias actuales salpicadas en los versos como Facebook, gigas, skyline, internet y las sitcom o al cine, desde los días rojos de Desayuno Con Diamantes, al Manhattan de Woody Allen o a Viridiana de Luis Buñuel. Un disco que sacude sin tener que utilizar tacos, que excita sin atronar a distorsiones.

 

Sinkope Cuando No Te Pones FaldaSínkope – Cuando No Te Pones Falda

Seis años sin temas nuevos eran demasiados para un tipo con el genio incontrolable de Vito. Siempre fueron respetados pero con este disco entran en la categoría suprema. Es un ejercicio práctico, con nota muy alta, de cómo la música no tiene porqué supeditarse a las extensas letras, sello inconfundible, ni perder pulsión y nervio, tal y como le ha pasado a Marea con el paso de los discos. Las guitarras suenan a gloria, los textos de instrospección y sexo camuflado también. Sobran los motivos para el oro.

 

PLATA:

 

ALQUIMIA de Alberto RiondaAlquimia – Alquimia

Aunque salió en diciembre no había duda de que tenía que estar. El regreso de Alberto Rionda al power metal demuestra que genera como nadie ese sonido bombástico que catapultó a Avalanch a la primeria línea del heavy antes de perderse en otros devaneos estilísticos. Potencia, guitarras dobladas, ambiente épico… Atmósferas incendiarias para un disco poderoso al que quizá le sobran un par de temas para ser del todo perfecto y que hará grande a otro vocalista.

 

Calamaro BohemioAndrés Calamaro – Bohemio

Si el anterior peca de exceso, este peca de lo contrario. Calamaro ofrece su versión más personal, cantando con la voz limpia y alejada de cualquier artificio innecesario (ronqueras, acentos, impostaciones). El disco, en su sencillez, ofrece mucho más de lo que parece con sutil aire fronterizo y con un pop que en ocasiones recuerda al HB. Aunque cierta similitud en un par de temas y la duración lo hacen dolorosamente corto. Sentimental sin caer en el melodrama.

 

Gatillazo Siglo XXIGatillazo – Siglo XXI

Aunque La Polla siempre tendrá el porte de la leyenda histórica, los discos de Gatillazo son mucho más completos y mejores que aquellos. Tanto en música, con un nervio y una capacidad melódica y contundente apabullante, como en unos textos que ya rezuman de la sabiduría de la edad de un tipo incorregible y necesario como Evaristo. Apunta a las mismas dianas, siempre con sabiduría y con una acidez notable. Es el patriarca del punk y ejerce como tal.

 

Narco Versiones Para No DormirNarco – Versiones Para No Dormir

Impresionante el estado de forma de los sevillanos desde Alita de Mosca, en estudio y en directo. Aquí se permiten un álbum de versiones, no todas conocidas, que engancha con momentos sublimes de metal, diversión y electrónica sutil. Desde un grupo protopunk latinoamericano de los 60 a Prodigy. Un delirio al que se le echa en falta más temas y quizá algún desbarre conocido como el que hicieran con ‘A Quién Le Importa’ de Alaska hace unos años. Con eso, oro indiscutible.

 

libretoNoProcede – No Quedan Valientes

Los menos conocidos de esta relación merecen tu atención. Su segundo trabajo, en descarga gratuita, es un concentrado ejercicio de punk, rock accesible y melodías, vocales y guitarreras, adictivas. Pese a su insultante juventud, NoProcede tiene un poso de veteranía, filosofía y actitud que va más allá de su edad. Unas letras que, sin grandes excesos o complicaciones, van por encima de lo frecuente…  Hacen heroicas las rutinas, de  perdedores con ilusión o de fracasados con encanto. Y una joya acústica de guinda.

 

Poncho K Caballo de OroPoncho K – Caballo De Oro

Solo algún desliz en un par de temas le impide estar en el oro. Es el álbum más amargo e ingrato del sevillano. Le costó componer y crear tras la muerte de su padre, al que está dedicada una de las mejores canciones del año: ‘El Bicho’. Por más que uno la escuche no deja de doler como cien agujas clavadas en el corazón. El disco es punto de inflexión y una catarsis personal. Seré claro: le falta un ‘La Ley Innata’ para terminar de convertirse en la leyenda de la que ya tiene la base más que formada.

 

Quique Gonzalez Delantera MiticaQuique González – Delantera Mítica

Tras Daiquiri Blues, Quique sigue con la intención de ofrecer canciones más orgánicas que rugosas y del gusto por el sonido sureño y fronterizo de rock-folk. A diferencia de aquel, aquí hay más slide de guitarra, en rítmicas y solos, más pedal steel y mucha más notoriedad de una batería bella en su efectividad. Casi conceptual, antes de que todo termine, olvidemos las diferencias y quedémonos con todo lo bueno: que sentimos siendo amigos. Solo le faltó algo más de poesía para tener el oro.

 

Rosendo Verguenza ToreraRosendo – Vergüenza Torera

El jefe sigue siendo un valor seguro. Casi 40 años a la guitarra y dándole vueltas al lenguaje para engarzar textos atemporales sobre sociedad, actitudes y caracteres. Después de quince discos que siga siendo capaz de conseguirlo, aunque le cueste rematar las letras, con tanta solvencia es digno de aplauso, más aun cuando siempre consigue un nivel medio digno de medalla. Él vislumbra una retirada no muy lejana de los escenarios, pero consuela que no piense dejar de editar discos.

 

BRONCE:

 

Miguel Costas Alguien Tenia Que HacerloCostas – Alguien Tenía Que Hacerlo

La voz más rockera, hedonista y gamberra de Siniestro Total no ha tenido demasiada suerte desde que salió de la formación del que fue fundador. Con Los Feliz despistó a todo el mundo al perder su marca y ahora busca recuperar el tiempo. Este disco mejora la producción de su primera entrega en solitario y promete, según me señaló en una entrevista, más discos en menos tiempo. Cada vez tiene ganas de tocar más rápido y sufre con los grupos indies. Genio y figura.

 

El Reno Renardo Babuinos Del MetalEl Reno Renardo – Babuinos Del Metal

En este país es habitual considerar a los grupos de ‘humor’ como un género menor. El Reno Renardo se sacude todas esas zarandajas firmando canciones con desarrollos musicales que encierran mucho más que una excusa para el chiste. Salen de su ‘marginalidad’ como demuestra que ya estén confirmados para el próximo Viñarock. La mitad de este álbum es, sencillamente, potencia y contundencia. Y además nos hacen reír.

 

Forraje Quejidos Que No Escucha NadieForraje – Quejidos Que No Escucha Nadie

El excesivo tiempo que pasó desde su tercera entrega provocó que más de uno los diese, si no por muertos, por olvidados. En líneas generales firmaron un álbum accesible pero con la esencia de siempre. Les faltaba un gran tema tipo ‘Corazón de Mimbre’ de Marea o ‘A Merced De Las Olas’ de Sínkope y aquí lo consiguen con ‘Puñales’, un tema que Robe Iniesta tiene la suerte de cantar, porque es grande más allá de su cameo. Una de las canciones del año y que vale un bronce.

 

Iratxo Amor y Otras GuerrasIratxo – Amor y Otras Guerras

El triunfo del pasito a paso. Sus discos no están en Spotify pero sí en descarga libre y gratuita. Este es el cuarto que confirma, tras el pequeño desliz del segundo, que su trayectoria sigue al alza. Se mueve con naturalidad en una gama de sonidos tan extensa como la acústica, la rumba, el ska, el rock más acelerado o el poeta, a veces incluso todo en la misma canción. Aunque son artistas muy diferentes, junto a Albertucho y Poncho K completa el trío de descamisados más querido del rock estatal.

 

Kaotiko eh callingKaótiko – EH Calling

Hay quien los ‘acusa’ de cierta comercialidad en los últimos discos. Si comercialidad en este caso se entiende como canciones mejor producidas, coros mejor cantados y melodías de guitarra más limpias y pegadizas, bienvenida sea. Este disco conjuga velocidad y golpeo directo con la rabia inconformista de siempre. Además revisita algunos clásicos y hace un guiño a The Clash. Se merecía metal.

 

La Fuga Mas de Cien AmaneceresLa Fuga – Más De Cien Amaneceres

Los de Cantabria pueden dar por superada el siempre difícil trance de una escisión. A fuerza de conciertos en todo tipo de escenarios y dejándose la piel por igual en cada uno de ellos, han demostrado que el rocanrol vive con ellos y ellos para el rocanrol. En este disco han conseguido que esa rugosidad del directo se mantenga y sean mucho más reconocibles que en ‘Raíces’. Habrá quien prefiera seguir evocando a los ausentes, pero lo que ellos ofrecen no desmerece su pasado.

 

La Raiz Asi En El Cielo Como En La SelvaLa Raíz – Así En El Cielo Como En La Selva

La formación con mayor crecimiento en los últimos años. Sus ritmos calientes, tamizados de melodías ska, sones, percusiones y juego de voces –hasta cuatro diferentes en la banda- han caído en gracia del gran público. Quizá al disco le falta algo más de nervio pero confirma la tendencia al alza. Solo les falta mejorar la empatía en el directo (el grado de concentración por realizar el trabajo a la perfección les hace a veces perderla) y coger una mejor cadencia de producción para explotar al nivel de los grandes.

 

Sphinx ChronosSphinx – Chronos

Casi relegado al público especializado, los gaditanos han regresado con un disco que es puro heavy metal, poderoso y guitarrero. A la solvencia conocida han sumado en este álbum mayor variedad en las estructuras de las canciones, que respiran, laten y viven de forma diferente. Mientras otras bandas se llevan la fama pese a sacar discos que no están a su altura, Sphinx se queda para el disfrute de unos pocos con el trabajo más completo de su discografía.

 

Este fue el resultado de las votaciones populares.

Este fue el resultado de las votaciones en 2012.

Imagen de las guitarras extraída de Aliexpress.com

Anuncios

Publicado el enero 7, 2014 en Actualidad y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 13 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: